Desestiman gravedad de muertes de tortuga caguama

El titular de la Conapesca, Mario Aguilar, dijo que ocurre "en todo el mundo y en muchas ocasiones con mucha mayor incidencia y gravedad que lo que está ocurriendo en México”.
Muerte de tortugas en BCS

México

El titular de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca), Mario Aguilar Sánchez, desestimó la gravedad de la mortandad de tortugas caguama (caretta caretta) en el Golfo de Ulloa, que pone a México en riesgo de un embargo pesquero por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos.

“En Estados Unidos ocurre lo mismo, hay estados incluso con litigios, ni siquiera es obligatorio utilizar los dispositivos distribuidores de tortuga, porque algunos de esos productores se ampararon y hoy por hoy ese o esos estados siguen pescando en sus barcos sin utilizar los dispositivos de tortuga. A lo que voy es que cuando a veces nos señalan, que en México ocurre esto, ocurre en todo el mundo y en muchas ocasiones con mucha mayor incidencia y gravedad que lo que está ocurriendo en México”, refirió el funcionario.

De acuerdo con la delegación de la Profepa en Baja California Sur, en 2012 fueron encontrados los cadáveres de alrededor de mil ejemplares de tortuga caguama; en 2013 la cifra descendió a 951 tortugas en esa zona, y  hasta el 22 de octubre de 2014, se registraron 202 ejemplares de tortuga amarilla varados.

En una grabación proporcionada por el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), el funcionario –que se observa detrás de un podium dictando una ponencia– reconoció que el fenómeno se presenta en el Golfo de Ulloa, pero insistió en que la pesca incidental no es responsable.

“En 2013 hubo un pico muy importante y tras esos varamientos de tortuga se comentó, desde mi punto de vista, no de manera comprobada con claridad, que se debieron a la pesca.  A la fecha hay un grupo de expertos y todavía no hay resultados completos. Pero sí quiero señalar que en ocasiones en el 2013, en el 2014, se detuvo la pesca en esa zona, por compromiso de los pescadores, voluntarios, sin embargo el pico de mortandad de tortugas se siguió registrando, entonces ¿qué dijeron?”.

Según el Informe Final de Investigación “Proyecto estudio sobre las causas de muerte de la tortuga amarilla (caretta caretta) en la Costa Occidental de Baja California Sur (Golfo de Ulloa)”, elaborado en 2014 por un grupo técnico conformado por especialistas del Centro Interdisciplinario de Ciencias Marinas del Instituto Politécnico Nacional (CICIMAR), del Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR) y de la Universidad Autónoma de Baja California Sur, las causas de la mortandad de la tortuga  caguama son la pesca artesanal, así como enfermedades como el herpes virus y la intoxicación por mareas roja.

“Los resultados sugieren que la probabilidad de que una partícula encontrada en Punta San Lázaro tenga su origen en las zonas de pesca de la flota artesanal del Golfo de Ulloa es cercana al 50% la mayor parte del año. Es decir, que a pesar de tratarse de la zona costera aledaña, la probabilidad de que la partícula provenga de las zonas de pesca es similar a que provenga de otras zonas en mar abierto”.

De acuerdo con la Conapesca, más de mil 700 pescadores que forman parte de 47 sociedades cooperativas  con mil embarcaciones, tienen una influencia directa sobre la zona en que la tortuga amarilla se distribuye en el Golfo de Ulloa durante 5 meses al año. De ellos,  se identificó que son 300 pescadores los que tienen una interacción directa con las tortugas marinas.