• Regístrate
Estás leyendo: Torreón y su mercado centenario
Comparte esta noticia
Martes , 25.09.2018 / 22:37 Hoy

Torreón y su mercado centenario

Ubicado en la confluencia de cuatro calles del centro y con la esencia del alma lagunera, es un lugar tradicional donde encuentras de todo desde figuras de yeso, comida y dulces típicos.

Publicidad
Publicidad

Muchas cosas han pasado por estos pasillos. El Mercado Juárez ubicado en la confluencia de cuatro calles del centro de Torreón, la Juárez, Acuña, Hidalgo y Blanco, es una cuadra en la que la historia local sigue viva.

Fue fundado en 1907, como una alternativa para el Mercado Alianza, que era visto como un lugar sucio, o más bien lleno de inmundicas según consta en registros hemerográficos.

Al 1910 comenzó la Revolución. Un incendio en el año 1929 no fue más que un aliciente para que volviera a surgir de las cenizas, como el Ave Fénix. Y sigue en pie.

"Aquí le decían el "mercado de las gallinas", porque hace muchos años llegaban solas a pie", dice uno de los comerciantes veteranos en remembranza de cosas que su padre le platicaba. Eso sí, no salían vivas, salían en forma de sabroso caldo.

Sábado Santo. Se podría creer que el lugar estaría solo,[OBJECT]pero en realidad hay muchas personas buscando cosas. Y hay de todo en este lugar.

Figurillas de yeso del Niño Dios, de Malverde, de la Guadalupana, de la santa muerte, vírgenes de todas las advocaciones y hasta de personajes de caricaturas como los de Frozen, conviven juntos y miran al que llega con sus ojos pintados o de vidrio.

Todo se vende bien. Proliferan las hierberías, donde se encuentran cosas importantes para tratar de forzar el destino.

Famosas en este mercado son las fondas, donde expertas cocineras ofrecen a bajo costo, delicias que no se comparan con el caviar ni finuras de esas, acompañados con una buena soda o un agua fresca, en lugar del champagne.

Recuerdos para los turistas son otra de las mercaderías favoritas. Hay personas que ofrecen sus servicios a los asistentes, como los de reparación de relojes, de electrodomésticos, hasta de figuras de yeso. Y claro, no falta la venta de frutas, verduras, carnes, pescados y todo para hacer una rica comida.

Las "Marías" encuentran aquí un espacio. Y el aroma del café en uno de los puestos de la Hidalgo, llama a despertar a la hora que sea, en una visita que si usted realiza, sin duda será memorable. Lo invitamos. Aquí se forjó el alma lagunera.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.