Tornado obliga al cierre de puente internacional

El viento volcó camiones, dañó antenas de comunicación y causó estragos en la red eléctrica; evalúan afectación e inician reparación.

México

Las autoridades de Tamaulipas y Texas, Estados Unidos, acordaron el cierre temporal del Puente Internacional 3 de Nuevo Laredo en ambos sentidos, tras los daños ocasionados por el paso de un tornado.

El Puente del Comercio Mundial Nuevo Laredo III concentra 40 por ciento de la actividad del comercio entre México y Estados Unidos, con entre 6 mil 400 y 6 mil 800 cruces diarios de camiones de carga de exportación y entre 6 mil 700 y 7 mil 100 de importación.

Inmediatamente después de registrarse el fenómeno meteorológico, las autoridades de la Aduana de Nuevo Laredo, US Customs de Laredo y del Fideicomiso del cruce Puerta a las Américas iniciaron la evaluación de daños y dispusieron el cierre por tiempo indefinido de ese cruce fronterizo.

"Hecho el recuento de los daños, el tráfico pesado será suspendido, pues el viento volcó camiones, dañó antenas de comunicación y postería de energía eléctrica", señaló Raúl Trad, titular del Fideicomiso del Puente Internacional 3.

En un comunicado conjunto, los gobiernos de Tamaulipas y Nuevo Laredo subrayaron que los daños son considerables, pero no se han determinado el tiempo ni el costo de la rehabilitación.

No obstante, indicó Trad, "hay la garantía de pronta rehabilitación, gracias al interés del gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, y del presidente municipal de este puerto, Enrique Rivas".

Apagón en Tamaulipas

Alrededor de las 8:30 de la noche de ayer se registró en el norte de Tamaulipas un mega apagón que dejó en total oscuridad a ciudades como Nuevo Laredo, Reynosa, Valle Hermoso y Matamoros, entre otras.

De acuerdo con el Centro Meteorológico Nacional, se espera que en las próximas horas una tormenta afecte a estas localidades con lluvias y torrenciales aguaceros, además de granizo.

La población de dichas ciudades han enfrentado elevadas temperaturas. Sin embargo, hasta el momento las autoridades locales no han reportado decesos.

Con el apagón, algunos ciudadanos han decidido cruzar hacia las ciudades texanas en busca de familiares o la renta de cuartos de hotel.