Retrasada, reubicación de damnificados por 'Manuel'

El costo del terreno y la dictaminación de las afectaciones tienen parada la reubicación de los afectados por la tormenta, informó el alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos.
Alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos.
Alcalde de Chilpancingo, Mario Moreno Arcos. (Rogelio Agustín Esteban)

La administración municipal de Chilpancingo reconoció que se ha retrasado el proceso de reubicación de miles de afectados por la tormenta tropical Manuel, por lo que ya urge culminar los estudios encaminados a resolver la situación.

Solo en la cabecera municipal, el alcalde Mario Moreno Arcos reconoce que hay 800 familias que sufrieron la pérdida total de sus viviendas durante las precipitaciones del 14, 15 y 16 de septiembre.

Para atender dicho problema dijo que ya se ubicó un predio de más de 30 hectáreas, en donde se garantizaría el suministro de agua, además de los servicios de energía eléctrica y drenaje.

El costo del terreno y la dictaminación de las afectaciones detienen la reubicación de las familias afectadas, por lo que el municipio espera que pronto concluya el trabajo correspondiente a la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

Explicó que hay un presupuesto considerado de 70 mil pesos por cada lote, en tanto que las viviendas se construirían sin costo para los afectados por empresas privadas, aunque todavía se espera la definición de quienes serán y bajo qué condiciones.

Aunque son cinco los pueblos del área rural que registraron daños que ameritan la reubicación total de sus habitantes, el primer edil comentó que a la fecha solo se tiene el dictamen de Chicahuales, en tanto que se analiza la situación de Azinyahualco.

Reconoció que el caso más complicado es San Vicente, pueblo en donde más de 600 familias deben salirse definitivamente, lo que representa un dato superior a las tres mil personas.

Explicó que en el municipio se está a la espera de que se liberen los dictámenes que faciliten la reubicación, una vez con estos documentos, el municipio tendrá acceso a los recursos del plan integrado para reconstruir la entidad.

A tres meses y medio de la lluvia de 72 horas, Moreno Arcos sostiene que la emisión de los dictámenes por parte de Sedatu ya urge: "pues lo que no nos puede pasar, es que nos alcance otra temporada de lluvias que tome a las familias ya afectadas completamente desprotegidas".