Tormenta deja daños en Apatzingán

La granizada y los fuertes vientos provocaron la caída de árboles, postes y semáforos; al menos 15 colonias de ese municipio michoacano resultaron afectadas.

Morelia

Tras una tormenta y fuerte granizada, al menos 15 colonias y dos comunidades del municipio de Apatzingán resultaron afectadas, por lo que la Secretaría de la Defensa Nacional activó el Plan DN-III de auxilio a la población.

Techumbres, árboles, postes telefónicos y de energía eléctrica y semáforos, fueron derribados por los fuertes vientos acompañados de intensa lluvia y por momentos granizo, que se registraron a partir de las 16 horas, en ese poblado de la Tierra Caliente michoacana.

Diversas calles e importantes avenidas como la Constitución quedaron severamente inundadas y algunos automotores quedaron varados en su intento por pasar.

En tanto, personal de la Fuerza Ciudadana, corporación de la Secretaría de Seguridad Pública estatal en coordinación con rescatistas intentaban con arduo trabajo liberar las vialidades y retirar las ramas y escombros.

Por la noche y todavía con una pertinaz lluvia, autoridades municipales activaron un refugio temporal en la escuela secundaría número cinco, hasta donde a las 21 horas habían arribado dos familias que lo perdieron todo con el temporal.

De igual manera, las autoridades municipales acordonaron una gasolinera del municipio, en la cual se desplomó una techumbre y cayó encima de un camión.

Hasta las 21 horas no se habían reportado víctimas de este hecho, así como tampoco personas desaparecidas.

Por otra parte, una fuerte lluvia, que desde la madrugada del sábado, azotó al municipio de Uruapan, con el paso de las horas dejó estragos en distintos puntos de la ciudad, algunos árboles derribados e incluso ya al menos cinco accidentes sobre la autopista Siglo 21.

Fue cerca de las cuatro de la mañana que sobre la ciudad se dejó sentir una fuerte borrasca, la cual con el paso de los minutos aumentó su intensidad, pues incluso por momentos la tormenta fue acompañada por granizo y fuertes rachas de viento.

En un recorrido por la ciudad se pudo constatar que las principales avenidas de la ciudad se encontraron con encharcamientos de hasta 50 centímetros de altura.

Finalmente en Morelia, Protección Civil monitorea constantemente los ríos que atraviesan por la ciudad.

Hasta la noche del sábado, tanto los ríos Chiquito y Grande estaban al 85 por ciento de su capacidad y los cárcamos al máximo en su funcionamiento.