En seis meses, detectan 61 tomas clandestinas en Hidalgo

La región más explotada por el crimen organizado es el Altiplano, donde se descubrieron 23 ordeñas de enero a junio, en cuatro municipios.

Pachuca

Durante el primer semestre del año, Petróleos Mexicanos (Pemex) detectó 61 tomas clandestinas en los ductos que cruzan por territorio hidalguense.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, obtenido vía Infomex, la región más explotada por el crimen organizado para extraer ilegalmente el hidrocarburo en el estado es el Altiplano, ya que ahí han descubierto 23 ordeñas de enero a junio, en cuatro municipios.

Singuilucan ha sido el más vulnerable para esta actividad ilícita, ya que han identificado siete alteraciones a los ductos para robar gasolina, diesel, crudo, gas y petroquímicos. A nivel estatal, en 2014, se ha convertido en el punto con más incidencia, el de mayor operación de los "gasotraficantes".

Es seguido Tepeapulco y Tlanalapa, que también se ubican en el Altiplano hidalguense, con seis cada uno, mientras que Epazoyucan, también situado en esa región, suma cuatro más.

Recientemente, el secretario de Gobierno, Fernando Moctezuma Pereda, advirtió sobre el aumento de este delito en esa parte de la entidad, la cual es aprovechada por los grupos criminales porque existe menor vigilancia que en Tula-Tepeji, dondeanteriormente se realizaba el mayor hurto de combustible.

En incidencia de extracciones ilícitas, en los últimos seis meses, sigue Tula de Allende, donde se ubica la base de refinación Miguel Hidalgo, la segunda con mayor procesamiento de crudo de Pemex, con seis; así como Nopala de Villagrán, con cinco, y Atotonilco de Tula, Tlahuelilpan y Huichapan –que fue el municipio más ordeñado en 2013 con 19 tomas clandestinas– con cuatro cada uno.

En Tepetitlán han contabilizado tres puntos de ordeña, por dos en cada una de las siguientes demarcaciones: Tlaxcoapan, Tezontepec de Aldama, Tetepango, Tepeji del Río y Pachuca.

En este periodo, en Ajacuba y Cuautepec de Hinojosa, se detectó una en cada sitio.

En siete años, el robo de combustible en Hidalgo creció más de mil 700 por ciento, al pasar de seis tomas clandestinas en 2006, a 112 en 2013; la entidad, en esa fecha, fue la séptima más "ordeñada" por el crimen organizado.

Actualmente, a nivel nacional, Tamaulipas –donde en cinco años, pese a que se han encontrado más de mil 400 extracciones ilegales en gasolinoductos, solo se ha aprehendido a 19 personas– es el que registra más toma para el robo de hidrocarburo, con 338 de enero a junio.

Le siguen Guanajuato, con 136; Sinaloa, con 118; Puebla, con 114; Veracruz, con 113, y Jalisco, con 112.

En todo el país, en este semestre, el personal de la paraestatal ha hallado 1461 perforaciones en ductos por donde "gasotraficantes" sacan el hidrocarburo para venderlo en el mercado negro.

Claves

Desde el 2000 hasta el año anterior, por la red de oleoductos que atraviesan el territorio estatal Pemex ha detectado 357 tomas.

Mediante éstas, grupos de "huachicoleros", presuntamente vinculados con cárteles según el gobernador Francisco Olvera, extrajeron de manera ilegal gasolina, diesel, crudo, gas y petroquímicos.

En 2013, el municipio de Huichapan fue el más ordeñado, ya que Pemex identificó 19 tomas clandestinas, seguido de Nopala, con once, y Tula y Tezontepec, con diez cada uno.