Toma CETEG seis edificios públicos en Guerrero

Protestaron 2 horas en el lugar contra la Reforma Educativa. La docente Antonia Morales denunció que funcionarios habilitan sus casas como oficinas y cobran rentas muy caras.

Chilpancingo

Mientras la fracción que encabeza el secretario general de la CETEG, Arcángel Ramírez Perulero tomó por espacio de dos horas el edificio Juan N. Álvarez, que ocupa la Secretaría de Finanzas del gobierno estatal, la fracción de la profesora Antonia Morales Vélez hizo acto de presencia en oficinas alternas de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG).

Antes del mediodía, el grupo del magisterio disidente del profesor Ramírez Perulero llegó hasta el edificio ubicado en la parte alta del primer cuadro de la ciudad, lugar del que desalojaron sin violencia a los trabajadores y se apostaron en el acceso principal.

Ahí permanecieron por espacio de dos horas, como una forma de ratificar su rechazo ante las medidas que implica la Reforma Educativa implementada por el gobierno federal.

Los mentores también ratificaron la demanda de que por lo menos siete mil trabajadores administrativos sean incorporados a la nómina del gobierno federal, ya que al no estar dentro de la misma, no tienen acceso a créditos ni se les reconocen prestaciones mínimas.

De manara simultánea, la fracción que encabeza la profesora Antonia Morales recorrió por lo menos cinco oficinas alternas de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), también para solicitar que los empleados se retiraran.

Morales Vélez reprocho que la renta de inmuebles como oficinas alternas implica un fraude contra la administración estatal, ya que son los mismos funcionarios de la SEG los que habilitan sus casas como instalaciones oficiales, por lo que cobran rentas sumamente elevadas.

Por esa razón, solicitó que los órganos de fiscalización interna revisen que es lo que pasa con la renta de inmuebles para oficinas alternas.

Tanto la protesta de la fracción del profesor Arcángel Ramírez Perulero, como la del grupo que encabeza Antonia Morales, estuvieron enarcadas dentro del plan de acción de 72 horas convocada por la CNTE.

MMR