Controlan fuga por toma clandestina en Hidalgo

En recorridos de seguridad, policías detectaron un derrame de gasolina en la comunidad Pedro María Anaya, de Tepetitlán que provenía de un ducto de Petróleos Mexicanos.
En recorridos de seguridad y vigilancia agentes policiacos detectaron el derrame en una zona despoblada de la comunidad Pedro María Anaya, de Tepetitlán.
En recorridos de seguridad y vigilancia agentes policiacos detectaron el derrame en una zona despoblada de la comunidad Pedro María Anaya, de Tepetitlán. (Francisco Villeda )

Tula de Allende, Hidalgo

Personal del área de Ductos de Petróleos Mexicanos controló el derrame de combustible originado por una toma clandestina en el poliducto Tula-Salamanca la noche del viernes y madrugada del sábado en Hidalgo.

En recorridos de seguridad y vigilancia, agentes policiacos detectaron el derrame en una zona despoblada de la comunidad Pedro María Anaya de Tepetitlán.

Al inspeccionar el incidente se percataron que el derrame era de combustible tipo gasolina, y procedía de un poliducto de Pemex, por lo que dieron parte a otras instancias de seguridad del ámbito estatal y federal.

Elementos de distintas agrupaciones de la Secretaría de Seguridad Pública de Hidalgo (SSPH) se trasladaron al sitio para acordonar la zona y realizar el operativo para detener a los presuntos responsables de la instalación ilegal. Sin embargo, dicho operativo de búsqueda no arrojó resultados positivos.

Una vez en el sitio, las corporaciones de seguridad dieron parte a Pemex sobre el incidente, porque en el lugar se registraba un "considerable" derrame de combustible.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) llegaron a esa zona para resguardar el poliducto hasta la llegada del personal especializado de la empresa petrolera.

Posteriormente personal del sector Ductos-Catalina de Pemex llegó al lugar y tras evaluar la situación comenzaron las primeras labores para retirar el artefacto colocado en el poliducto Tula-Salamanca.

Horas después los empleados de la empresa retiraron el dispositivo ilegal, enseguida el personal de Pemex realizó el sellado del poliducto. Fue con apoyo de equipo de presión-vacío recuperaron el combustible que se encontraba regado en un área de 500 metros cuadrados.

La gasolina fue recuperada sin incidentes, debido a que el derrame se presentó en un área despoblada. Además, de acuerdo con personal especializado, no hubo afectaciones a terceros o a cuerpos de agua en la zona.

El artefacto ilícito encontrado en el lugar fue puesto a disposición de la Procuraduría General de la República (PGR) a través del Ministerio Público Federal (MPF).

Personal del área jurídica de Pemex acudió a dicha instancia para interponer la denuncia respectiva por los hechos para que las autoridades correspondientes iniciaran las investigaciones y efectúen el deslinde de responsabilidades.

En un comunicado del área Regional de Comunicación Social de Pemex, la empresa petrolera pidió a la población denunciar anomalías de este tipo para evitar afectaciones a las mismas localidades o al ambiente en la zona.

"A fin de recibir denuncias anónimas de estos hechos ilegales, que no sólo atentan contra el medio ambiente sino también ponen en peligro a las comunidades, Petróleos Mexicanos ha puesto a disposición de la ciudadanía el número de teléfono gratuito 01 800 228 96 60", señaló la firma.