Tetelcingo, ejemplo de colaboración institucional con la sociedad

La Fiscalía General de Morelos reiteró su disposición a seguir colaborando con los especialistas de la UAEM, organizaciones defensoras de víctimas del delito y cualquier otro organismo público. 
La Fiscalía dijo estar dispuesta a seguir colaborando con la población.
La Fiscalía dijo estar dispuesta a seguir colaborando con la población. (Cortesía)

Cuernavaca

La exhumación de 117 cuerpos del panteón "Las Cruces" en Tetelcingo, y la posterior re-inhumación en Jardines del Recuerdo en Cuautla, Morelos, fue por un acuerdo entre sociedad civil, federación y autoridades estatales.

Cada una de las partes involucradas: Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), Procuraduría General de la República (PGR), Policía Federal Científica y el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en coordinación con la Fiscalía General del Estado (FGE), darán certeza a los resultados que se obtendrán derivado de la toma de muestras biológicas.

El 30 de mayo pasado, oficiales del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos hicieron una visita durante la diligencia. Destacaron la coordinación y colaboración interdisciplinaria, así como la presentación de un modelo de manejo de cadáveres novedoso y cuya experiencia se puede replicar en otras entidades del país.

Ante el informe presentado por Alejandro Vera y Javier Sicilia, rector y secretario de extensión de la UAEM, por las diligencias llevadas a cabo entre el 23 de mayo y el 3 de junio pasados, se precisa lo siguiente:

1) El 8 de mayo, dos semanas antes del inicio de la diligencia de referencia, la FGE invitó públicamente a los familiares de víctimas a participar en la diligencia señalada. Conforme a derecho, se solicitó acercarse a la institución a fin de acreditar jurídicamente el carácter de ofendido para sustentar conforme a la ley dicha participación. No hubo respuesta alguna.

Un familiar de persona desaparecida optó, por solicitar a través de la vía judicial dicha participación, y señaló a peritos de nuestra Máxima Casa de Estudios como sus representantes legales, lo cual fue concedido por el Poder Judicial y aceptado por esta Fiscalía, que siempre ha mantenido una actitud de apertura.

2) La transparencia fue uno de los sellos de lo acontecido a finales de mayo e inicios de junio pasados en Tetelcingo. La Fiscalía General siempre dio a conocer sin censura las cifras con las que se contaban en los registros de la entonces Procuraduría General de Justicia de la entidad, en torno a la inhumación original, según las cuales, había 116 cadáveres en el panteón del poblado citado.

Durante la reciente diligencia, se informó con total apertura de la aparición de un cuerpo más y bolsas con restos óseos cuyos registros eran inexistentes.

Esta Fiscalía siempre ha anunciado públicamente que se sabe de diversas irregularidades cometidas por ex servidores públicos, y tiene abiertos procesos legales para actuar legalmente en consecuencia.

Esa determinación no ha sido cerrada, y las investigaciones continúan: se citará a comparecer a cualquier ex funcionario que resulte probable responsable de malos manejos al respecto, sin menoscabo del cargo que haya ejercido.

3) Es completamente impreciso señalar que la mayoría de las víctimas inhumadas originalmente en Tetelcingo correspondan al periodo de la actual administración estatal.

Dos terceras partes de los casos corresponden a los años 2010, 2011 y 2012 (65.8 por ciento). Sólo una tercera parte (34.2 por ciento) corresponde al 2013.

4) La denuncia interpuesta de oficio en contra de personal de la UAEM y familiares de víctimas, durante una visita a Tetelcingo, fue archivada conforme a ley, tras un acuerdo de abstención de investigar el asunto, al haberse corroborado que no existía elemento alguno constitutivo de delito. El representante legal de los señalados está citado este jueves 23 de junio para ser notificado del cierre de dicho asunto.

5) La supuesta cifra de 150 cuerpos en el panteón de Tetelcingo se basa en el dicho de un policía municipal quien, originalmente, calculó así la cantidad de cuerpos en la fosa. Posteriormente, aclaró y aceptó que en realidad nunca supo la cantidad exacta. Ambos dichos obran en declaraciones oficiales debidamente registradas.

La Fiscalía General del Estado reitera su disposición a seguir colaborando con los especialistas de la UAEM, organizaciones de la sociedad civil defensoras de víctimas del delito y cualquier otro organismo público o privado competente en el caso Tetelcingo, a fin de dar un trato legal y digno a cada una de las personas que fueron ahí inhumadas y aplicar la ley en todos los ámbitos relacionados a que haya lugar.