“Nunca había vivido algo igual”: testimonio sobre ‘Odila’

Un joven vacacionista originario de Aguascalientes cuenta cómo vivió el impacto del huracán en Baja California Sur, donde al igual que otros turistas tuvo que permanecer en un refugio.
'Odila' ingresó la noche del domingo a Baja California Sur, a través de Cabo San Lucas.
El domingo por la noche 'Odila' llegó a Baja California Sur a través de Cabo San Lucas. (AFP)

Ciudad de México

Aldo López viajó a Los Cabos, Baja California Sur, para disfrutar junto con su novia y amigos el “puente patrio”. No esperaba quedarse varado en medio de la destrucción que provocó el huracán Odila.

“Nunca en mi vida había vivido algo igual, es muy fuerte y muy impresionante el poder de la naturaleza. Estuvo muy fuerte, sobre todo con a la incertidumbre de no saber que va pasar. Nos llegó (Odila) por sorpresa, ayer nos avisaron que venía el huracán, empezaron a proteger el hotel y después lo condicionaron como albergue”, cuenta.

El joven de 24 años y originario de Aguascalientes, dice que fueron llevados a unos refugios donde permanecieron hasta el amanecer.

“Pusieron tres o cuatro albergues. Allí nos refugiamos todas las personas, el huracán entró como a las 11 de la noche y fue muy devastador, se inundó todo. En el refugio éramos como 30 o 40 personas; debido a que no podían abrir puertas ni ventanas por la fuerza del viento, estaba la cuestión de la sofocada, pero gracias a Dios pudimos salir bien”.

López se hospeda en el hotel Barceló Grand Faro, donde les han ofrecido hospedaje y comida gratuita hasta que puedan regresar a sus lugares de origen.

“El personal del hotel se ha portado muy amable con nosotros, yo tenía que desalojar el día de hoy pero nos ofrecieron alimento y hospedaje sin ningún costo. Muchas de las personas queremos abandonar el hotel, pero no sabemos, dicen que la torre de control (del aeropuerto) se cayó, cambié mi vuelo porque reprogramaron todos” dice.

El turista hidrocálido narra que al salir del refugio, el hotel estaba dañado y que incluso huéspedes de otros hoteles se han trasladado a este recinto, puesto que los demás se encuentran en condiciones lamentables.

“Se cayó mucha teja, las albercas están llenas de agua con tierra, hay palmeras caídas, el lobby del hotel está destruido. Las habitaciones están inundadas. Muchos huéspedes se están viniendo para acá porque otros hoteles están peor, el Hilton, por ejemplo, dicen que está todo inundado”.

Mientras permanezca varado en Los Cabos, él y sus amigos aprovecharán para ayudar a remover escombros y “en lo que se pueda”.

“Sí, no tenemos otra cosa qué hacer, no está de más poderles ayudar. El personal del hotel se portó muy bien con nosotros, mis amigos y yo ayudarles en lo que se pueda, en lo mínimo queremos ayudar”.

El domingo por la noche el huracán Odila impactó la península de Baja California Sur y dejó daños en la infraestructura turística de Los Cabos, así como 30 mil turistas varados.