• Regístrate
Estás leyendo: “Tenemos muchos errores en la aplicación de la ley”
Comparte esta noticia
Sábado , 23.06.2018 / 05:47 Hoy

“Tenemos muchos errores en la aplicación de la ley”

Los delincuentes salen libres al no integrarse correctamente la carpeta de investigación ya que la policía, ministerio público o peritos no cumplieron con los protocolos correspondientes.

Publicidad
Publicidad

Cristina Gómez

A cuatro meses de haberse implementado en todo el país el nuevo sistema de justicia penal, hay avances y errores en los procedimientos, consideró el criminalista Bernardino Rico Maya.

El especialista, sostuvo que de no aplicarse correctamente los protocolos, el riesgo de impunidad es alto.

R ico Maya, imparte clases en el Centro de Estudios de Posgrado, Campus Tampico, a abogados particulares y personal del Poder Judicial de la Federación.

¿Qué avances registra la implementación del nuevo sistema de justicia penal?

A cuatro meses de esta reforma, uno de los avances es la existencia de protocolos de investigación y de actuación. Gobernadores y procuradores firmaron ante los titulares de Segob, PGR y el SETEC, su implementación conforme lo marca el Código Nacional de Procedimientos Penales.

El primer protocolo es el de la policía facultada para procesar el lugar de la intervención. El segundo sería el protocolo para la guía nacional de la cadena de custodia de los indiciosa procesar.

El tercero es el informe policial homologado que se conoce como el primer respondiente.

Vamos avanzando, al menos ya están homologados a nivel nacional, la actuación de la policía es importantísima porque en un hecho delictivo el primer respondiente es el policía que llega al lugar de los hechos y tiene que llenar el informe policial homologado, donde primero debe conocer el lugar de la intervención, preservarlo, poner cinta amarilla (para los indicios más cercanos) o roja (solo pasen policías y peritos) en espera de que llegue la policía de investigación de la propia Procuraduría para procesar indicios, fotografiarlos, etiquetarlos y trasladarlos a los laboratorios de acuerdo a la cadena de custodia.

La obligación de la policía de investigación es practicar la inspección, que es un acto de investigación sobre el estado que guardan lugares, objetos, instrumentos o productos del delito.

Como sabemos que las policías no están preparadas y capacitadas para procesar indicios, el Código Nacional contempla que puedan asistirse de peritos en criminalística y fotografía.

Sin embargo, ¿qué está pasando en el país, se están viendo errores?

Sí, porque los policías preventivos no saben la importancia de preservar el lugar de la intervención, piensan que es solo poner cinta amarilla y roja y su labor es hacer el informe de policía homologado, llenar ocho hojas con todos los datos a fi n de atender líneas de investigación.

Testigos, huellas, indicios balísticos, todo debe estar integrado en este informe, pero lo que yo veo a nivel nacional es que la policía preventiva no conoce de eso.

Después que esa policía municipal preserva, llega la de investigación a hacer la inspección y si no quiere procesar los indicios se apoya con peritos, quienes harán sus dictámenes.

El problema es que muchas veces los eslabones de la cadena de custodiase quedan abiertos, lo que provoca impunidad, ya que el juez dictará libertad por falta de elementos.

Muchas veces, entre peritos criminalistas, fotógrafos y policía de investigación hacen su labor separados; el perito observa indicios y no lo transmite al policía de investigación, y si éste no los menciona en la cadena de custodia, el juez de control deja librea la persona, que hasta puede salir absuelto porque policías y peritos no se ponen de acuerdo o no saben cómo funciona este sistema.

¿Los riesgos de impunidad están latentes?

Así es. En la Ciudad de México vimos el caso de una señorita de 21 años llamada Montse que iba en bicicleta circulando cuando un vehículo del transporte con pasajeros la arrolló, provocándole lesiones que a la postre le causaron la muerte. Llegan los policías y por no llenar el informe policial homologado y porque la policía de investigación no hace bien su inspección y los peritos no corroboran científicamente el contacto entre el camión y la bicicleta con los principios que la criminalística marca, estudios de indicios, fotografías, el responsable sale en libertad.

El juez del tribunal de enjuiciamiento decretó que este conductor que arrolló y mató a la joven salía absuelto y sin pagar la reparación del daño ni gastos funerarios.

Esto es producto de una negligencia: primero, del que llegó al lugar de los hechos; segundo, del policía de investigación por no ponerse de acuerdo con peritos; peritos por no saber la cuestión técnica, científica y pericial a corroborar y el Ministerio Público que hace una imputación muy débil, lo que origina que un juez de control absuelva, pero él únicamente está considerando una carpeta de investigación y ésta está mal integrada. Y lo vemos a nivel nacional, hay asuntos dolosos por arma de fuego que han salido los responsables porque se rompe la cadena de custodia porque la detención no es en flagrancia. Tenemos muchos errores de policías, peritos, ministerio público y jueces que no aplican la ley.

¿Cuáles serían los retos para Tamaulipas?

El reto sería que vayan adecuándose más a los protocolos de actuación conforme a la ley. No es que se deje en libertad a las personas, es que se debe cumplir la ley por el principio de presunción de inocencia, nadie puede ser catalogado de culpable hasta que se compruebe. Otro reto es que falta mucha capacitación, en la policía municipal, de tránsito, policía de investigación, que se haga una policía facultada para procesar indicios, no hay cuerpo especializado aquí en Tamaulipas para procesar indicios.

He visto en otras partes y creo que aquí también que de repente, lejos de ayudar a la sociedad, la policía de investigación toma la decisión de ir en vehículos sin placas, con capuchas y lejos de ayudar, asustan a la sociedad.

Un área de oportunidad es que el gobernador tomó una buena decisión al designar a Irving Barrios Mojica como procurador porque él ya trabajó en la PGR en áreas sustantivas en la Subprocuraduría de delitos federales y en la SEIDO, es un experto, conoce el sistema, protocolos y actuación, a lo mejor con capacitación a los cuerpos de investigación se van a lograr los objetivos , no quiero decir que no se cumplimentaran anteriormente, sino que tenemos que respetar el Código Nacional con los nuevos protocolos que salieron, para que no dejemos en libertad a las personas. Con su experiencia vamos a ver poco a poco cambios que no son mágicos, ahora, tenemos la cuestión que al menos el nuevo gobernador tiene alternativas, pudiera asesorarse en Baja California, donde tienen experiencia muy adelantada en el nuevo sistema de justicia, tienen cinco años con su código de procedimientos penales y uno con el código nacional, ya saben protocolos, ya saben todo esto, a lo mejor el procurador se puede acercar a la Procuradora Perla del Socorro Ibarra para que vea como han funcionado las estrategias por allá, también es una frontera creo que tienen cuestiones muy análogas en cuanto a delitos. Un área de oportunidad sería que estos gobernadores empezaran a ver como ayudan más a los policías. Bernardino Rico Maya, es Maestro en Criminalística e investigador del Archivo General de la Nación.

Ha tomado cursos de especialización en la Universidad de California en la Investigación Científica del Delito; en el FBI en Crimen Organizado; en la DEA en Narcotráfico; en el Departamento de Justicia de los Estados Unidos en Juicios Orales impartido por fiscales federales tanto de Estados Unidos como de Colombia y en Técnicas de Destreza y Litigación Adversarial y Oral por Gran Bretaña e Irlanda del Norte, así como en el Tráfico de Drogasen Interpol México. Fue delegado y director de Servicios Criminalísticos de la PGR y colaboró en la PGJDF como fiscal de investigación.



N.A.M.A

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.