Suspenden elecciones en Oaxaca por inseguridad

En municipios como Mazatlán Villa de Flores, San Juan Tamazola, San Sebastián Tecomaxtlahuaca y San Dionisio del Mar, los problemas se han prolongado por la inconformidad de varios sectores. 

Oaxaca

Unas 23 elecciones extraordinarias para elegir autoridades municipales en igual número de municipios se encuentran suspendidas y pospuestas por falta de condiciones de seguridad y de estabilidad social.

En las localidades fungen administradores provisionales que fueron designados por la Legislatura Local, desde hace un año, sin embargo, hay la presión de ciudadanos que exigen tener una autoridad municipal electa democráticamente.

Oaxaca llega al final del 2014 con 23 conflictos postelectorales, que están siendo atendidos por las autoridades electorales y del Gobierno estatal y están en vías de solución a través del diálogo.

En municipios como Mazatlán Villa de Flores, San Juan Tamazola, San Sebastián Tecomaxtlahuaca o San Dionisio del Mar, los problemas se han prolongado debido a la existencia de personas o sectores de inconformes, que impiden llegar a acuerdos.

Las mesas de diálogo continúan y hay elecciones extraordinarias programadas para este mes de diciembre, que se espera se lleven a cabo en un clima de paz y amplia participación ciudadana, tanto en asambleas como con la instalación de casillas.  

Oaxaca es una entidad con 570 municipios, de los cuales 153 se rigen bajo el sistema de partidos políticos y 417 por los sistemas normativos internos, lo que hace interesante y complejo  el procedimiento que  viven periódicamente los habitantes.

Los municipios que se rigen bajo los sistemas normativos internos, mejor conocidos como de usos y costumbres, y que duran un año, las asambleas del pueblo empiezan desde julio a  nombrar a las autoridades que regirán el año siguiente.

Hay casos, como el de Totontepec villa de Morelos Mixe, en que los habitantes eligieron en 2013 a sus presidentes y síndicos municipales que habrán de servir los tres años siguientes; en septiembre, nombraron los demás concejales.

Hay autoridades de año y medio, que comparten el trienio; también otra modalidad, en que entra un presidente municipal, trabaja un año, descansa en el intermedio mientras funge su suplente y regresa a terminar el período.

En el medio rural e indígena, el municipio más pequeño ejerce un presupuesto inferior a los 4 millones de pesos, en tanto que los más grandes tienen a su disposición 70 millones de pesos o más. El caso del municipio de Asunción Cuyotepeji, ubicado en la Mixteca, es revelador. Del ramo 33, fondo 3, recibe un millón 81 mil pesos; del mismo ramo, fondo 4, le llega 388 mil pesos; del ramo 28, alcanza 785 mil pesos. En los municipios conflictivos el recurso es el móvil de los problemas.

Dentro de este mismo régimen de sistemas normativos, hay municipios que están siendo atendidos provisionalmente por 21 administradores nombrados por el Congreso del Estado, que si bien atienden las necesidades de la demarcación y promueven obras y servicios, la encomienda principal que tienen es crear las condiciones adecuadas para que se realicen elecciones extraordinarias; otras más han alcanzado acuerdos para tener elecciones ordinarias.

Para que se lleven a cabo los procesos extraordinarios, el Instituto Estatal Electoral y Participación Ciudadana,-Organismo Público Local Electoral, en coordinación con el Congreso del Estado y la Secretaría  General de Gobierno-, ésta como entidad mediadora, ha realizado mesas de diálogo y consultas comunitarias, agotando todas posibilidades de conciliación.