• Regístrate
Estás leyendo: Sufren síndrome de burnout hasta 30% de trabajadores
Comparte esta noticia
Martes , 21.08.2018 / 22:54 Hoy

Sufren síndrome de burnout hasta 30% de trabajadores

México trabaja en una norma técnica para atender los riesgos psicosociales en el trabajo y reducir así el estrés de bajo impacto que produce la mala organización de las empresas.

Publicidad
Publicidad

No se ve pero se siente, se padece y mina la calidad de vida de los trabajadores. Se le conoce como el síndrome de burnout (o del quemado), un trastorno de salud que no está considerado dentro del listado oficial de enfermedades mentales (CIE-10) pero que hace más de dos décadas está identificado por especialistas, que estiman afecta hasta 30 por ciento del personal, principalmente quienes laboran en el rubro de servicios: maestros, médicos y enfermeras, empleados en atención al público, entre otros.

“Este síndrome aparece como consecuencia de inadecuadas condiciones laborales. Cuando un trabajo está mal organizado y el empleado está sujeto a pequeñas pero constantes frustraciones, falta de trabajo en equipo, decisiones equivocadas por parte de los superiores, esto genera estrés de bajo impacto, es decir, no el estrés que causa un accidente o un temblor, pero sí uno que poquito a poquito va minando a la persona”, indicó el director del Instituto de Investigación en Salud Ocupacional del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Manuel Pando Moreno.

El burnout se manifiesta con tres características: un sentimiento de hartazgo, de cansancio o fatiga emocional “que no implica necesariamente que el trabajo sea pesado” –aclaró- sino un desgaste emocional que provoca desgano para ir a trabajar; el endurecimiento de las relaciones humanas o despersonalización (tratar mal a los otros) que no se quedan sólo en el trabajo, sino que el maltrato se puede extender a la familia, a los hijos. Y finalmente, por un sentimiento de “falta de realización personal”, describió.

De acuerdo con Pando Moreno, no hay diferencia importante entre mujeres y varones. “Los estudios han demostrado prácticamente por igual esta afectación”. Un factor que sí influye en la estadística es tener más de diez años en una empresa.

En entrevista con MILENIO Jalisco, Pando, quien tiene veinte años estudiando el fenómeno en nuestro medio, explicó que el síndrome de burnout es la respuesta del organismo para defenderse del estrés de bajo impacto. Y pone ejemplos: un médico que sistemáticamente no puede operar porque no hay insumos, se frustra, pero deja de ‘importarle’. “Puede decir: si se muere el paciente no es cosa mía, es de la institución… una forma de lidiar con el estrés”.

Sin embargo, la mayoría de directivos consideran que se trata de una mala actitud por parte del trabajador “no se dan cuenta que está sufriendo un daño emocional y ésa es la manifestación del daño”, dijo el profesor investigador del CUCS, tras señalar que el personal de salud llega a reportar la incidencia más alta de este trastorno: hasta 35 por ciento; mientras que entre los maestros llega a ser de hasta 38 por ciento. Curiosamente, cuando expone casos “la mayoría” piensa en burócratas, ciertamente también entre los afectados.

Para tratar el síndrome burnout, lo más efectivo es modificar las cuestiones de mala organización en el trabajo y mejorar el ambiente laboral para que desaparezcan los disparadores del estrés, y los afectados pueden participar en talleres psicoeducativos que han dado buenos resultados. “El 98 por ciento de las personas con burnout pueden remitir con este intervención que puede ser de diez a veinte participantes y acompañados con cambios en la empresa”, precisó.

Un obstáculo para mejorar el clima laboral es la reticencia de las organizaciones, que no se percatan de que tendrán mayores beneficios al tener entre sus trabajadores a personas realizadas laboralmente. “Hay más productividad, menos accidentes de trabajo, menos distracciones, menor ausentismo por enfermedad. Sale muy caro tener un trabajador con burnout”, afirmó.

La buena noticia en México es que en noviembre del año pasado la Ley General del Trabajo estableció la obligatoriedad de las empresas de atender factores psicosociales dentro de los riesgos de trabajo. “No se ha aplicado porque después de que sale la reglamentación se requiere de una norma técnica y en esto está trabajando la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, esperemos que sea cosa de unos meses más, pero al menos ya está en la ley”, destacó Manuel Pando.

El panorama luce prometedor pero en tanto se adopta esta nueva cultura laboral el especialista hace una recomendación: si usted debe permanecer en un ambiente laboral que le genera esta sensación de hartazgo y de fatiga, busque compensar el estrés con otras actividades satisfactorias. De lo contrario no morirá de burnout, pero se encontrará insatisfecho con su trabajo y su persona, tanto como dure su exposición al clima laboral adverso.

Claves

El síndrome de burnout

Se caracteriza por sentimiento de hartazgo, fatiga crónica emocional, desgano por el trabajo, despersonalización en las relaciones humanas y negación

Es resultado del estrés de bajo impacto que produce la frustración diaria por un sistema laboral ineficiente, que no proporciona a los trabajadores las herramientas para realizar bien su trabajo

A este síndrome se le conoce con diferentes nombres (del quemado, de desgaste profesional, de desgaste ocupacional y otros similares)

Fue descrito por primera vez en 1969 por H.B. Bradley como quien lo identificó entre oficiales de policía de libertad condicional

Los más vulnerables son los trabajadores del área de servicios, que tienen que tienen gran interacción humana (clientes, alumnos, pacientes)

Afecta por igual a hombres y mujeres

Hay una mayor incidencia en trabajadores con más de diez años de servicio en una organización

Es reversible en 9 % de los casos con talleres psicoeducativos y cambiando aspectos del sistema organizacional

Fuente: Dr. Manuel Pando Moreno, director del Instituto de Investigación en Salud Ocupacional del Centro Universitario de Ciencias de la Salud. Universidad de Guadalajara

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.