Sueltan toros por fiestas de la Virgen de la Cendelaria en Tlacotalpan

Esta es una celebración tradicional donde sueltan este tipo de animales, pero esta vez bajo la advertencia de que habría multas de hasta 15 mil pesos y cárcel para quienes los maltrate.
Colocan vallas metálicas y afuera de los negocios instalaron cercas de bambú para evitar accidentes.
Colocan vallas metálicas y afuera de los negocios instalaron cercas de bambú para evitar accidentes. (Isabel Zamudio)

Veracruz

Ante la advertencia de cárcel y ser multados con 15 mil pesos, turistas y tlacotalpeños que acudieron a la suelta de toros por las fiestas patronales de la virgen de La Candelaria en Tlacotalpan, evitaron maltratar a los seis animales que fueron soltados este jueves.

Los toros cruzaron el Río Papaloapan sobre una panga y ya no "nadando" con apoyo de los lancheros, como ocurría con el tradicional "embalse".

Para prevenir que turistas y locales se lastimaran, fueron colocadas vallas metálicas y en los negocios instalaron cercas de bambú.

Quienes decidieron meterse al ruedo con los toros cebú, tuvieron que registrarse previamente y prometer que no dañarían a los semovientes.

El alcalde del lugar, Christian Romero Pérez indicó que pese a las restricciones en consumo de alcohol durante la suelta de los toros y otras medidas establecidas, las afluencias de Turismo a la fiesta fue buena.


Y es que con todo y la restricción, no se suspendió la venta de bebidas alcohólicas y en la mayoría de los casos las personas llegaron con sus hieleras, cervezas y botellas de bebidas embriagantes para su consumo personal.

Para evitar accidentes en la fiesta, automovilistas y lancheros fueron sometidos al alcoholímetro.

Pedro Muzquiz, secretario técnico del Consejo Estatal para la Prevención de los Accidentes explicó que en años anteriores han encontrado más lancheros manejando en estado inconveniente, que conductores de autos.

Durante la suelta de toros varias personas, incluyendo algunos vaqueros que cuidaban a los animales resultaron lastimados al caerse cuando corrían para ponerse a salvo de una embestida de los semovientes.


La nota chusca la dio un periodista y dos personas que cayeron a las aguas del Río Papaloapan, cuando el tercer toro que soltaron se regresó a la panga donde se encontraban decenas de personas, y para tratar de ponerse a salvo, una señora se agarró de su marido y del periodista de Televisa Veracruz, Víctor Medina Piña, quien cayó al río con todo y micrófono.

El hecho no pasó del susto y el chapuzón.

MMR