Esperan más despidos en la Secretaría de Salud de Guerrero

La Contraloría General del Estado ordenó revisar 998 contratos otorgados entre 2011 y 2012.

Guerrero

Esta semana se espera que haya más despidos en la Secretaría de Salud (Ssa), luego de que la Contraloría General del Estado ordenara la revisión de 998 contratos otorgados durante los ejercicios fiscales de 2011 y 2012.

El miércoles 2 de julio, la dirección  de recursos humanos hizo efectivo el despido de 190 activadores físicos reconocidos por su cercanía con el titular de la dependencia, Lázaro Mazón Alonso, a quien se le informó que no había presupuesto suficiente para mantenerlos en nómina.

Posteriormente se confirmó el envío de un oficio por parte de la Subsecretaría de Finanzas y Administración de la dependencia hacia la Dirección de Recursos Humanos, en la que plantea la revisión de 998 contratos otorgados para personal administrativo, eventual y de confianza en el arranque de la presente administración gubernamental.

Hasta la mañana del viernes no se registraba ningún acto de protesta en las oficinas centrales del sector salud, aunque era visible la cantidad de activadores y personal comisionado que trataba de resolver su situación.

Al mediodía del mismo 4 de julio, un grupo de despedidos intentó abrirse paso hacia la oficia del director de recursos humanos, lo que generó un breve jaloneo con el personal que estaba a cargo de la recepción de documentos.

La escaramuza no pasó a mayores, pero si propició que la discusión sobre los despidos llegara hasta el departamento jurídico, en donde comenzó una revisión de algunos casos.

Se espera que la semana que inicie esté caracterizada por la presión de parte del personal despedido, que podrían llegar a más de 2 mil, ya que los 998 dados a conocer a partir de la revisión de la Contraloría del Estado corresponden solo a un programa, que es el de activadores físicos.

Aunque es un rumor que cada día cobra mayor fuerza, hasta el momento no se habla puntualmente de la existencia de aviadores en la dependencia, solamente de la existencia de personal que no está considerado como prioritario, en una entidad en la que se reclama la contratación de más médicos y enfermeras.

Aunque ya se han registrado reuniones de alto nivel para analizar la crisis derivada del cese masivo, el secretario de Salud, Lázaro Mazón Alonso todavía no fija una postura oficial al respecto.