Se fugan tres reos tras riña en penal de Barrientos

Custodios realizaron un cateo en el penal tras la fuga de Jonathan Gerardo Galicia, lo que provocó que presos iniciaran una riña, quemaran colchones y muebles.

Tlalnepantla

Otros tres reos se fugaron del penal de Barrientos, en Tlalnepantla, tras una riña ocurrida anoche, informó el secretario general de Gobierno del Estado de México, José Manzur.

Los custodios terminaron el segundo pase de lista a las 4 de la mañana y detectaron que tres internos no estaban. Los reos fugados son Ángel Roberto Chavero Hernández, sentenciado por el delito de cohecho y homicidio a partir del 26 de enero de 2010.

José Antonio Arvizu Caballero, recluido por el robo a casa habitación a partir del 10 de julio de 2013, y Bernabé Ángeles Ramírez, recluido por violación a partir del 20 de octubre de 2010.

Anoche se reportó que Jonathan Gerardo Galicia Villegas escapó del área de juzgados ubicada a un costado del penal. Este recluso tenía un día en el penal por asaltar una zapatería.

De acuerdo con los hechos, custodios y policías estatales realizaron un cateo al interior del centro penitenciario tras la fuga de Galicia Villegas, lo que provocó el encono de los presos que comenzaron a protagonizar riñas, quemar colchones, muebles de madera y lanzar proyectiles en contra de los elementos de seguridad.

En conferencia de prensa, el funcionario explicó que a las 8 de la noche ocurrió una riña entre varios internos del penal de Barrientos y dos horas y 40 minutos después fue controlada.

Dijo que solicitarán la declaración ministerial del director del penal de Barrientos, José Luis Vega Carmona, y el jefe de vigilancia, José de Jesús Mejía Bernal.

Manzur ofreció 300 mil pesos a las personas que aporten información que lleve a la localización y captura de los reos fugados. Agregó que el gobierno estatal trabaja para detener a esos delincuentes.

Dijo que de los 21 penales que hay en el Estado de México, "no tenemos autogobierno en ninguno". Indicó que no tienen identificado que los reos pertenezcan a un grupo específico.

Afuera del centro penitenciario permanecieron 700 elementos de la CESC, y cerraron el paso a la avenida de El Trabajo, donde se ubica el penal, construido para menos de mil presos pero que aloja a más de 2 mil 500 internos.