Prorrogan cambio de color en taxis en Oaxaca

Un grupo de 10 taxis del sitio Alameda, se ampararon ante la justicia federal para evitar sujetarse a la medida. El propósito dicen las autoridades es tener mayor control vehicular.

Oaxaca

El gobierno del estado emitió una prórroga de 30 días más a los taxis de la zona metropolitana para cambiar de color, a pesar de que una decena de concesionarios lograron el amparo para evitar la medida, que consideraron de arbitraria.

El Secretario de Transporte y Vialidad (Setravi), José Antonio Estefan Garfías, dio a conocer que para lograr encauzar las diferencias y resolver los conflictos entre gremios y sitios por la medida, se ofreció una prorroga de 30 días para que los 2 mil 500 taxis de la zona metropolitana adopten y acatan la medida de utilizar el color amarillo como medida de control vehicular.

Estefan Garfias, puntualizó que la entrada en vigor de esta Norma fue consensada con usuarios y concesionarios y que para diferenciarlos entre sí, cada unidad portará un número único y el logotipo de la asociación a la que pertenecen.

Con estas medidas no solo habrá un cambio en el color, también deberá darse en el comportamiento de los conductores que deberán ofrecer un servicio más amable, cómodo y seguro, por lo que ya se trabaja en la capacitación de los mismos, enfatizó el funcionario.

Con la entrada en vigor de la NT-01, los concesionarios cuentan con 30 días naturales para adecuarse a esta disposición, por lo que a partir del 3 de abril, en el municipio capitalino deberán circular mil 135 taxis autorizados para prestar este servicio, además de cuatro concesiones de Viguera y cuatro más de Pueblo Nuevo, mismas que cuentan con autorización desde 1991.

Agregó que estos últimos vehículos, portarán una franja blanca a los costados y llevarán el nombre de la Agencia Municipal para la que están concesionadas, en la parte superior del parabrisas.

Estefan Garfias dio a conocer que otros beneficios de esta medida, son: la estandarización de las unidades para que sean fácilmente identificables y evitar la invasión de jurisdicciones de trabajo.

Sin embargo, un grupo de 10 taxis del sitio Alameda, hicieron valer un amparo ante la justicia federal para evitar sujetarse a la medida.

El representante del sitio de taxis Alameda, Joel Jiménez, aceptó que la mayoría de los propietarios de taxistas en la Ciudad de Oaxaca están inconformes con pintar sus unidades de amarillo porque se va a prestar a una confusión para el usuario.

Aseguró que el pintar todos los taxis de amarillo en Oaxaca traerá inseguridad a los usuarios, porque ya no identificarán el sitio de las unidades.

Ante esta postura el propio titular de SETRAVI, ofreció dialogar con el grupo disidente para desistan de la medida y adopten la norma expedida por el gobierno estatal.