• Regístrate
Estás leyendo: Sistemas Urbanos Rurales: un nuevo enfoque para el desarrollo regional
Comparte esta noticia
Martes , 17.07.2018 / 04:00 Hoy

Sistemas Urbanos Rurales: un nuevo enfoque para el desarrollo regional

La SEDATU a nivel Federal, impulsa una nueva regionalización funcional del país a partir de la influencia de sus asentamientos humanos. La Laguna es uno de los 5

Publicidad
Publicidad

Rodrigo González Morales

El territorio que rodea a la Comarca Lagunera no es únicamente metropolitano.

De acuerdo con la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), existe otra forma de entender el medio que habitamos, que son los Sistemas Urbanos Rurales.

[OBJECT]La región de influencia de La Laguna es proveedora y cliente de productos, servicios y de talentos que impacta en 14 municipios de dos estados: Torreón, Matamoros, Gómez Palacio, Lerdo, Tlahualilo, Mapimí, Viesca, Fco. I. Madero, San Pedro, General Simón Bolívar, Cuencamé, Peñón Blanco, Nazas y Parras.

Esto significa que en la región de La Laguna, con su centro económico que es Torreón, conviven ciudadanos con múltiples oficios y diversas actividades comerciales y económicas, que no se circunscriben a lo industrial o al sector comercio o servicios.

Es necesario entender el desarrollo urbano-rural, más allá de la migración del campo a la ciudad.

ANTECEDENTES

Los límites de los asentamientos humanos alguna vez fueron marcados por barreras naturales que separaban e incidían en el desarrollo de los pueblos, dotándoles de características similares con pueblos cercanos.

El desarrollo de la tecnología permitió expandir la influencia que tenía una comunidad ulterior al límite territorial.

Las comunidades se conectaban por medio de caminos y puentes, intercambiando mercancías y conocimientos. Se comienza a configurar las regiones conforme las comunidades van conectándose.

Posteriormente, con el surgimiento de conceptos como Estado, ciudad o país, la distribución de los territorios y su administración adquiere otra dimensión.

Por medio de líneas imaginarias se dividen los territorios, en delimitaciones político administrativas, que cada vez se ven más rebasadas por fenómenos económicos, sociales y territoriales.

En nuestros tiempos las ciudades como principales centros de población han sido analizadas más allá de sus límites formales desde el enfoque metropolitano, que considera la conurbación de asentamientos.

Sin embargo este enfoque tiende también a quedar obsoleto al pasar por alto la interacción que tiene ese asentamiento con el territorio que lo rodea.

Entonces ¿cómo deben analizarse y planearse las ciudades y regiones?

La creación de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU) en 2013, es un nuevo parteaguas de política pública regional.

Su principal función es integrar el territorio en sus ámbitos urbano y rural considerando las funciones de cada comunidad y su aportación a unidades mayores.

Así se diseñó el Plan Nacional de Desarrollo Regional y se adopta la regionalización funcional como el enfoque adecuado para la operación.

De acuerdo a la SEDATU este enfoque se construye "a partir del análisis de redes de circulación, flujos de personas, bienes e información económica y social, la cual se orienta a la determinación de estructuras económicas caracterizadas por convergencias de interacciones de diferentes órdenes entre la población y sus fuentes de empleo."

Para Bernard Kayser, la regionalización funcional considera los asentamientos como "espacios precisos paro no inmutables" con tres características esenciales: el rasgo identitario, un asentamiento referente en la zona y la interrelación con otras regiones aportando en calidad o cantidad.

LA LAGUNA COMO SISTEMA URBANO RURAL

Este modo de entender el territorio permite analizar la influencia de las ciudades al desarrollo de una región para elaborar diagnósticos y políticas más certeros acorde a las necesidades del país.

Los asentamientos humanos se clasifican de acuerdo a su influencia y función en la interacción con otros centros de población.

Sus principales unidades son los sistemas y subsistemas urbanos rurales, que son complementados por centros articuladores y centros integradores de servicios básicos. La conectividad vial y carretera es indispensable para este enfoque.[OBJECT]

Un Sistema Urbano Rural (SUR) es un nodo central, en el cual se concentran las actividades, presentan alta competencia productiva, con un centro económico cuyo radio de influencia se expande sin fronteras administrativas, en rango de 30, 60 y 90 minutos del centro del asentamiento.

Son imán de inversiones y motor de desarrollo para la región. Tal es el caso de la Zona Metropolitana de La Laguna, cuyo centro tiene un ámbito de influencia que impacta en 14 municipios de dos Estados en los cuales habitan 1,633,486 personas.

Este modo de entender el territorio empuja a planear las ciudades trascendiendo tanto la visión municipal como el enfoque metropolitano.

La región de influencia de la ZML es proveedora y cliente de servicios, productos y talentos de nuestra ciudad y debe ser considerada en la planeación de la misma.

[Haz click aquí para ampliar el gráfico]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.