Profesores de Veracruz realizan protestas

El secretario general del Sindicato Magisterial Veracruzano aceptó la mesa de negociaciones y prometió que el 15 de julio les pagarán lo pendiente en prestaciones por rebonificación y subsidio a ...

Veracruz

En demanda del pago de prestaciones pendientes por rezonificación y subsidio a jubilados entre otros reclamos, maestros de dos organizaciones sindicales bloquearon los accesos a las oficinas de la Secretaría de Educación de Veracruz y del Instituto de Pensiones del Estado en Xalapa.

Los docentes llegaron desde antes de las 07:00 horas y se apostaron frente a la SEV, donde permanecieron hasta poco antes de las 09:00 horas, interrumpiendo el acceso; en tanto que en el IPE el bloqueo continuó hasta pasadas las diez de la mañana.

Los profesores son miembros de los Sindicatos Magisterial Veracruzano y el Estatal de Trabajadores de la Educación piden que les cubran lo relativo a rezonificación en un solo pago, pues hay quienes llevan meses de haber sido trasladados a otras zonas del estado y no les han cubierto el cambio de adscripción.

Otros reclamos son relativos a la liberación de préstamos, entregas de computadoras personales a docentes y el pago del bono pendiente a jubilados y pensionados.

Hay pendientes por recategorización y movimiento de personal que no les pagan, a pesar de los acuerdos que desde 2013 establecieron con las autoridades educativas.

Las peticiones de los trabajadores del magisterio incluyeron cambio de adscripción en los diferentes niveles educativos, elaboración de nombramientos de personal y emisión de acuerdos de jubilación y pensión por el IPE.

El secretario general del Sindicato Estatal de Trabajadores de la Educación en Veracruz, José A. Gabriel Reyes Salazar, indicó que personal de todo el estado se ve afectado con la situación.

Por su parte Luis Alonso Polo Villalobos, secretario general del Sindicato Magisterial Veracruzano aceptó la mesa de negociaciones que ofreció el oficial mayor y subdirector de recursos humanos de la SEV para liberar los accesos a los edificios públicos, con la promesa de que el 15 de julio les pagarán lo pendiente.