Toman Universidad de Oaxaca y dejan a 25 mil sin clase

El Sindicato de Trabajadores tomó las instalaciones universitarias para exigir la basificación de 200 agremiados y un aumento salarial de 50%, entre otras demandas.

Oaxaca

El Sindicato de Trabajadores de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO) tomó las instalaciones universitarias dejando a unos 25 mil alumnos sin clases y amenaza con estallar una huelga general en la institución el próximo 1 de febrero.

Los inconformes se niegan a aceptar los ofrecimiento de la rectoría y aumentaron sus medidas de presión al tomar las instalaciones de la torre de rectoría y de las principales facultades y preparatorias.

TE RECOMENDAMOS: Protestan trabajadores de la Universidad de Oaxaca

El sindicato amagó con acordonar la sede del Palacio de Gobierno para exigir la intervención del gobernador Alejandro Murat.

El líder sindical, Fernando David López Cruzl, consideró insuficientes y mínimas las respuestas que ha brindado el rector Eduardo Bautista a sus demandas y detalló que fue entregado un pliego petitorio con 51 exigencias de las cuales la mayoría siguen pendientes.

Entre las solicitudes se encuentra la regularización de unos predios propiedad del sindicato, la basificación de 200 de sus agremiados, una revisión del tabulador salarial y el pago de un remanente

El sindicato entregó un pliego petitorio con 51 demandas

del programa de Calidad y Eficiencia, entre otros puntos.

TE RECOMENDAMOS: Alumnos de la Universidad de Oaxaca toman clases en la calle

Los trabajadores exigen además un aumento al salario de 50 por ciento e indicaron que esta demanda salarial debe de ser atendida por la universidad ante el aumento de algunos productos como consecuencia del gasolinazo.

En tanto, el rector de la UABJO, Eduardo Bautista, señaló que no hay fondos suficientes para responder a las exigencias del gremio que superan la capacidad presupuestal de la institución y agregó que se trabaja con el gobierno de Oaxaca en la búsqueda de darle cauce a la mayor parte de las demandas.

ALEC