Dejan sin transporte público a Chilpancingo

La Coalición de Organizaciones y Sitios de Transportistas del Estado de Guerrero solicitaron una reunión urgente con el gobernador después del enfrentamiento de ayer. 

Chilpancingo

La Coalición de Organizaciones y Sitios de Transportistas del Estado de Guerrero (COSTEG) realizó un paro durante la mañana del martes 21 de julio, lo que dejó sin transporte público a parte importante de los habitantes Chilpancingo durante varias horas.

La noche del lunes, apenas unas horas después del enfrentamiento en la plaza central, los trabajadores del volante liderados por Inocente Mojica Peña se concentraron en la avenida de los Insurgentes, frente al mercado central Baltazar R. Leyva Mancilla.

Los concesionarios incorporados a la COSTEG solicitaron una reunión de carácter urgente con el gobernador Rogelio Ortega Martínez, para plantearle que adopte medidas enérgicas para sacar de circulación a las unidades piratas que auspicia la Coordinadora de Transportistas Independientes de Guerrero (CETIG).

Como una forma de presión, decidieron parar sus unidades y con ello dejar sin servicio a parte importante de los habitantes.

El gobernador Rogelio Ortega llegó a Chilpancingo poco antes de la media noche, se reunió con el dirigente Mojica Peña y logró afianzar algunos acuerdos, pero por la hora en que se establecieron los pactos ya fue imposible informar a los integrantes de la organización.

El paro se llevó a cabo, aunque algunas unidades circularon a manera de guardia, lo que no fue suficiente para coberturar la demanda.

Ante la paralización de urvan y taxis del transporte público, clubes de motociclistas organizados decidieron auxiliar a la población y ofrecer raid a los usuarios, recorriendo la ciudad de norte a sur, lo que aligeró un poco el problema.

Las unidades de la COSTEG mantuvieron cerrados los carriles sur-norte de la avenida de los Insurgentes, pasado el mediodía el servicio se restableció gradualmente.