• Regístrate
Estás leyendo: Siguen 100 mil sin agua y sin las explicaciones
Comparte esta noticia
Viernes , 19.10.2018 / 07:19 Hoy

Siguen 100 mil sin agua y sin las explicaciones

Chapala tiene agua equivalente a más de 20 años de la extracción tope que le hace la ciudad, hay nuevos pozos que suministran “abasto emergente”... pero la escasez permanece.

1 / 4
Publicidad
Publicidad

Guadalajara sin agua, una pesadilla recurrente de los últimos 25 años, ha permanecido como la realidad más inmediata por más de diez días para casi cien mil tapatíos de 30 asentamientos del sur de la ciudad, una amplia demarcación que abastece de forma primordial el lago de Chapala, la principal fuente de abastecimiento de la urbe desde 1956.

Explicaciones cortas e insuficientes del organismo operador (SIAPA), han provocado la intervención y crítica de otros actores desde la academia, las instancias de planeación e incluso la política. Ayer, el consultor hidráulico Arturo Gleason Espíndola; el miembro del Consejo Ciudadano Metropolitano, Ricardo Alcocer Vallarta, y el presidente municipal de Zapopan, Pablo Lemus, señalaron causas que van desde el derroche del recurso, la mala administración y mantenimiento de la infraestructura, y la desinformación.

Les llama la atención que el SIAPA en los años anteriores suspendía en Semana Santa zonas completas del abastecimiento para dar mantenimiento a sus redes, acueductos y potabilizadoras; hoy, al parecer la realidad los rebasó y la suspensión se dio por la vía de los hechos, aunque Chapala tenga agua suficiente para abastecer por veinte años continuos a la metrópolis, y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) anunciaba apenas el 16 de noviembre de 2015 que "al concluirse la rehabilitación de quince pozos existentes y el equipamiento de otros seis", dentro de un plan emergente de dotación del recurso, la ciudad ya contaba con 577 litros por segundo extra.

"No ocupamos que sea esa crisis en próximos años, ya estamos con eso, batallando con el agua" aseguraba ayer Tania Hernández, vecina de la colonia Arenales Tapatíos, dentro del populoso espacio afectado. En ese gran asentamiento, así como en las vecinas Miramar y El Fortín, ubicadas en el sur de Zapopan, dejaron de recibir agua en sus domicilios desde el pasado 30 de marzo, ya hace 16 días.

Las cubetas de agua que se logran conseguir con vecinos que tienen aljibe o se alcanzan a llenar con los "hilitos" de agua que caen por ratitos son utilizadas para actividades esenciales como lo es el cocinar. El quehacer, el lavado de ropa e incluso las duchas han pasado a segundo término.

"Me regalaron dos cubetas y aparte he comprado agua de garrafón, ni pipas han pasado. Agua para lo básico, lavar los trastes, pero ni siquiera me he bañado, he ido a bañarme con mi demás familia. Lavar nada, lo que es el quehacer nada pues no tenemos agua", contó una vecina de la colonia El Fortín.

El pronóstico para el desabasto del agua en la ciudad para nada es alentador, según el experto Arturo Gleason. La cultura de la distribución del líquido y la nula cultura que existe entre la ciudadanía y los gobiernos ponen en ruta para que el problema crezca en la ciudad.

"Si la autoridad no cambia su punto de vista, es decir si ve el agua en función de presas y no ve el agua en función de una buena administración sin estar midiendo, tú no puedes planear un agua que no estás midiendo", dijo en entrevista con MILENIO RADIO.

Para quienes cuentan con un aljibe tienen la oportunidad de contratar una pipa y observar un gasto de entre 300 y 400 pesos que no se tiene programado para una familia "que vive al día".

"Pusimos el aljibe y a algunas personas a regalarles agua. Cuesta (la pipa) 440 pesos. Vamos al día en lo económico y pues apenas alcanza para la comida y tener que gastar en agua, que sí la gasta uno, pero no para esta situación", relató María Francisca.

El caso preocupa al Consejo Ciudadano Metropolitano, pues a consideración del consejero por Tlajomulco, Ricardo Alcocer Vallarta, las instancias de gobierno han fallado en informar adecuadamente a los ciudadanos, que por su parte, demuestran poco interés por temas como éste cuando no los padecen en carne propia.

El Consejero dijo comprender el por qué los ciudadanos suelen quejarse por la falta de información, un aspecto en el que los gobiernos "fallan muchísimo, es difícil el tema de difusión", pero señaló que esto va de la mano con la participación ciudadana, debido a que "las autoridades son servidores públicos, pero si no les exigimos no van a hacer las cosas".

Incluso aseguró que si la gente se involucra de manera adecuada con lo que ocurre en la ciudad, se podrían atender mejor los problemas de la misma, "en otros países de América Latina los ciudadanos han logrado entender "lo benéfico que es llegar a opinar sobre un tema en específico".

Ante la crisis de estos días, el alcalde de Zapopan, Pablo Lemus Navarro, urgió al SIAPA: "Hacemos un llamado a todos los ciudadanos a que verdaderamente cuidemos el agua ante esta situación tan compleja en la temporada de estiaje y también hacemos un llamado al SIAPA para que lo antes posible pueda ya nuevamente habilitar todas estas redes para que los vecinos puedan contar nuevamente con agua".

Claves

Los datos y las dudas

- SIAPA tiene autorizado extraer 7.5 metros cúbicos por segundo del lago de Chapala (240 millones de m3 anuales), pero sólo puede conducir 5.5 m3

- El lago de Chapala permanece con más de 4,400 millones de m3 de agua, es decir, sin problemas para abastecer la ciudad

- El sistema de pozos Tesistán-Toluquilla aportaba más de tres mil litros en 2015, pero ahora se acerca a cuatro mil litros ante la entrada de pozos rehabilitados por la Conagua, desde noviembre pasado

- La presa Calderón puede aportar hasta mil litros por segundo desde la barranca a la potabilizadora de San Gaspar

- Un abasto de entre 10 y 11 m3 actual por segundo permiten dotar 216 litros por habitante de la ciudad, en estos momentos

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.