Están sentenciados a muerte en EU dos oaxaqueños: IOAM

El titular del Instituto del Migrante Oaxaqueño dijo que el gobierno del estado ha buscado la intervención de la Corte Interamericana para hacer valer el proceso en ambos casos.

Oaxaca

Dos indígenas oaxaqueños, -uno originario del municipio de Tlacolula y uno más de Juxtlahuaca, de la etnia triqui-, están sentenciados a muerte en los Estados Unidos y podrían correr la misma suerte que el mexicano Edgar Tamayo, confirmó el Instituto del Migrante Oaxaqueño (IOAM).

De acuerdo con el titular de la dependencia Rufino Domínguez, aceptó que poco se ha podido para apelar la sentencia, advirtiendo que el gobierno oaxaqueño ha buscado la intervención de la Corte Internacional para valer el debido proceso en ambos casos.

Los implicados son Jerónimo Ramírez de la etnia triqui, originario de la agencia municipal de Cruz Chiquita perteneciente a Santiago Juxtlahuaca y Edgar Abel López nativo del municipio de Tlacolula de Matamoros, de origen zapoteco.

Domínguez, dijo que ambos casos fueron resueltos por la Corte Judicial del estado de California, acusados ambos de homicidio múltiple por diversas riñas callejeras.

"Nosotros hemos asistido con los abogados defensores de ambos acusados para recoger testimonios que permitan argumentar su inocencia, porque creemos que hubo un proceso judicial viciado, donde no se respetó el debido proceso.

Ya que no hablan, ni leer el inglés, lo que implica que hubo una violación a sus garantías y derechos elementales, una vez que nunca supieron de que se les acusaba hasta que se les sentenció".

Domínguez, indicó que se ha pedido la intervención del consulado mexicano en los Angeles California, para que se puedan revisar el proceso judicial instruido contra los acusados.

Aclaró que los hechos que se le imputan fueron generados de una riña callejera, descartando que los implicados tengan algún nexo con el crimen organizado.

Detalló, que Jerónimo Ramírez era trabajador agrícola, trabajaba en una empacadora de tomate de California, antes de ser enjuiciado, mientras que Edgar Abel López era empleado de una tienda de autoservicio.

Indicó que la actuación que ejerce el gobierno mexicano, podría detener la ejecución de uno de los dos oaxaqueños sentenciados de muerte.

Informó que Estados Unidos hay reportados un total de 114 presos de origen oaxaqueño en cárceles norteamericanas, la mayoría hombre, y de los cuales un 20 por ciento enfrentan procesos penales por haber cometido delitos graves como el homicidio y el asalto.

El funcionario afirmó que el hecho que haya mexicanos sentenciados a la pena capital en los Estados Unidos, genera que sean acosados por las organizaciones de caza migrantes como violentos.