Exigen proteger selvas y humedales

Encabezadas por Greenpeace, organizaciones ambientalistas recorren la laguna Nichupté. Llaman a la ONU a incluir la posición de las etnias en la Conferencia sobre Biodiversidad COP-13.
Piden detener la depredación ecológica.
Piden detener la depredación ecológica. (Elizabeth Ruiz/)

Quintana Roo

Con apoyo de grupos ambientalistas internacionales, integrantes de pueblos indígenas de México, Latinoamérica, África y Asia, con vecinos de Cancún, Quintana Roo, cruzaron la laguna Nichupté en botes, lanchas y canoas para demandar a la Conferencia de la ONU sobre la Biodiversidad (COP-13) "un esfuerzo inmediato para proteger y conservar áreas de selva que sobreviven en el planeta".

Mencionaron la selva del Amazonas en Brasil y los bosques de Chihuahua, Chiapas y Durango, además, mostraron como ejemplo de destrucción el malecón Tajamar en esta ciudad en el desfile acuático, organizado por Greenpeace-México, la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques y la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca del Amazonas.

La parada naval, conocida como Global Canoe, tuvo en Cancún su tercera edición. Antes navegó en París, Francia, a través del río el Sena, y en abril pasado en el East-River en Nueva York, EU, frente a la sede de la Organización de las Naciones Unidas.

En un documento entregado al secretariado de la COP-13, con la firma de representantes de etnias y comunidades de todo el hemisferio, señalaron que 80 por ciento de estos recursos naturales ocupa 20 por ciento del territorio mundial y áreas habitadas por pequeñas comunidades, en su mayoría indígenas.

En el texto pidieron a los ministros de 196 países que participan la 13 Conferencia de la ONU sobre la Biodiversidad incluir en el debate la posición de las etnias y comunidades. La cumbre, abierta el pasado 2 de diciembre e inaugurada oficialmente el 4, culminará el próximo día 17.

El desfile de embarcaciones, en el que participaron unas 200 personas, cruzó desde la marina del asta-banderade bulevar Kukulcán a lo largo del sistema lagunar Nichupté hasta el malecón Tajamar, recorriendo 9.6 kilómetros.

Participaron grupos de México, Centroamérica, brasileños del Amazonas, Estados Unidos, Indonesia y Marruecos.

Pidieron a la convención proteger de la depredación habitacional urbana e industrial, bosques, selvas, manglares y a los propios pueblos indígenas, recursos naturales y a los principales guardianes de esos recursos naturales, acosados y amenazados por la acción humana.

Citaron como ejemplo de voracidad de constructores el proyecto Tajamar, que comprende 74.8 hectáreas de selva baja, humedales y sabana, que en enero del año pasado perdió 22 hectáreas, que fueron arrasadas con el aval del Fondo Nacional de Fomento al Turismo.

En la avanzada tomaron parte tripulantes del barco Rainbow WarriorGuerrero del Arcoíris—, emblemático de Greenpeace, la organización ambientalista, además de personajes como la cantante y actriz Ximena Sariñana y decenas de voluntarios convocados a través de las distintas redes sociales.

A primera hora de ayer el barco de Greenpeace fondeó frente Cancún e Isla Mujeres y sus tripulantes descendieron a bordo de tres lanchas motoras que custodiaron el trayecto de las embarcaciones por la laguna.