No pretendo fomentar la impunidad: Astudillo

El gobernador de Guerrero dijo que tratarán de colaborar para resolver el conflicto que se vive en el estado con las marchas y bloqueos de los maestros y de ser necesario, aplicará la ley. 
El gobernador dijo que nadie estará por encima de la ley.
El gobernador dijo que nadie estará por encima de la ley. (Javier Trujillo)

Acapulco

Ante el activismo que realiza la disidencia magisterial en Guerrero y la cercanía del periodo vacacional, el gobernador Héctor Astudillo, dijo que será cuidadoso para no fomentar la impunidad, ni la aplicación de la ley.

"El gobernador del estado está atento a toda esta circunstancia y que estaremos atentos a todo lo que tengamos que hacer para ayudar y colaborar para distensar el conflicto que vive Guerrero hoy y que tiene que ver precisamente con el magisterio", añadió el jefe del Ejecutivo estatal, quien además hizo un llamado a los docentes a evitar bloqueos y cierres que afectan a la economía local.

"Soy el más interesado, por supuesto que la etapa violenta para confrontar organizaciones en este caso como maestros, no soy quien está viendo cómo voy a alimentar el conflicto tampoco ahuyentarse de lo que es la responsabilidad o alejarse de la responsabilidad, trato de ser permanentemente un gobernador consiente y responsable de lo que se tiene que hacer", dijo.

Entrevistado en el puerto de Acapulco, el gobernador Astudillo Flores, señaló que las protestas puede ocasionar daños a la economía del puerto y el estado y remarco que no se trata de no aplicar la ley.

"Se trata de entender el problema que vive en parte importante del país o los estados del sur del país han vivido circunstancias muy difíciles derivado del conflicto del magisterio disidente.

Agregó que Guerrero no ha escapado a ello, pero tampoco está en la dimensión en la que se encuentran estado como Oaxaca y Chiapas, pues dijo que Guerrero no es el primer lugar en el conflicto.

Astudillo Flores dijo que será muy cuidadoso de lo que se hace en la entidad en torno al activismo del magisterio guerrerense pues de ninguna manera se trata de no aplicar la ley, ni de fomentar la impunidad.

Recordó que se debe tener en cuenta que el movimiento de inconformidad contra la reforma educativa y los 43 normalistas de Ayotzinapa desaparecidos es una etapa que no se ha superado.

El gobernador, dijo que tratará de estar muy consiente de ese problema y del daño que causa al empleo, al comercio, a la hotelería, al transporte a todo lo que es a final de cuenta el movimiento económico que tiene que ver con Guerrero.

Finalmente dijo que solicitará el regreso de la Policía Federal al estado para coadyuvar a brindar seguridad a la población; pues consideró que sin duda, la presencia de esta corporación ha ayudado a inhibir la incidencia de delitos, sobre todo los homicidios dolosos.