Muertos en penal de Acapulco eran sobrevivientes de la incursión en Iguala

La PGJ del estado informó que comenzó la averiguación previa correspondiente. Adelantó que dos de los fallecidos purgaban condenas por robo y el tercero por homicidio calificado.

Acapulco

La Procuraduría General de Justicia confirmó que los tres presos asesinados la mañana del lunes en el penal de Acapulco eran sobrevivientes de la incursión armada que se registró en la cárcel de Iguala, su traslado se ordenó para evitar más agresiones.

A través de un comunicado, la fiscalía guerrerense informó que de los tres reos muertos este lunes, dos purgaban la condena de 8 años de prisión por robo, y el tercero fue sentenciado a 35 años por homicidio calificado y lesiones.

Los tres habían sido sustraídos del penal de Iguala, tras la incursión de una célula de delincuentes que la madrugada del viernes dejó el saldo inicial de nueve muertos; cinco agresores, cuatro presos y un custodio.

Mediante el contenido de las cámaras de vídeo vigilancia en el interior del penal de Acapulco inició las investigaciones en torno a la muerte de 3 reos procedentes de la cárcel de Tuxpan del municipio de Iguala.

Al iniciar las investigaciones en torno al homicidio de tres reclusos que purgaban sentencias por los diversos delitos, y que ocurrió esta mañana en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Las Cruces, en Acapulco, se informó que personal del Ministerio Público, Servicios Periciales y agentes Ministeriales ingresaron al Cereso de Acapulco a realizar las diligencias correspondientes y el levantamiento cadavérico de tres hombres, que trasladado al Servicio Médico Forense para determinar cuáles fueron las causas de la muerte.

La PGJE, a través de la Fiscalía Regional de Acapulco, indica que proseguirá con las investigaciones ministeriales de los tres crímenes hasta esclarecerlos, y castigar a los responsables del hecho.

Los tres convictos encontrados sin vida (son Oscar Pérez y Samuel Vargas) quienes purgaban sentencias de ocho años de prisión por los delitos de robo (los dos), mientras que Marcelo Jovani Salmerón Rodríguez había sido sentenciado a 35 años ocho meses, por homicidio calificado y lesiones agravadas.

Los tres habían ingresado procedentes del centro penitenciario de Tuxpan, en la ciudad de Iguala, donde el pasado viernes se habían registrado un asalto al penal que dejó un saldo de nueve muertos, entre ellos cuatro reos y 5 civiles armados que entraron a la cárcel.

Asimismo, la Fiscalía Regional de Acapulco, a través del agente investigador del Ministerio Público, solicitará las cintas de grabación de las cámaras de vídeo vigilancia del centro penitenciario para realizar el perfeccionamiento de la indagatoria ministerial.