Resguardan zócalo de Cuernavaca por seguridad

El Comisionado Estatal de Seguridad, Alberto Capella, dijo que presuntos grupos de la delincuencia llamaron a los números de emergencia para amenazar a las autoridades.
Ayer se impidió el paso de manifestantes al zócalo por seguridad.
Ayer se impidió el paso de manifestantes al zócalo por seguridad. (David Monroy)

Cuernavaca

Grupos presuntamente vinculados con el crimen organizado amenazaron a las autoridades estatales durante el fin de semana por lo que fue necesario resguardar este lunes la plancha del zócalo de esta ciudad y el acceso principal del Palacio de Gobierno, reveló el Comisionado Estatal de Seguridad, Alberto Capella Ibarra.

"Las llamadas llegaron a los números de emergencia y estamos tomando previsiones", externó el funcionario con respecto al cinturón policíaco instalado desde el medio día de este lunes, cuando un número no revelado de elementos anti motines, fueron destacamentados alrededor de la plaza central de Cuernavaca, pero también en los accesos principales al Palacio de Gobierno.

Capella dijo que las advertencias se "dieron en el transcurso del fin de semana (lanzando) una serie de amenazas en cuanto a grupos, pretendiendo desestabilizar situaciones (sic)" destacó el funcionario quien destacó que el operativo tuvo como objetivo prevenir cualquier contingencia, sin embargo, no abundó sobre la naturaleza de los posibles ataques, ni el motivo de ellos.

En entrevista el funcionario reconoció que el operativo montado también buscó atemperar posibles agresiones del grupo social Antorcha Campesina, que también habían vaticinado cierta bélicosidad bajo el argumento de promesas y acuerdos incumplidos en materia económica y de infraestructura por parte de las autoridades estatales.

No obstante, Capella aclaró que pese a lo anterior, el cinturón de anti motines no tuvo por objeto diluir la protesta ni intento de campamento más de mil antorchistas, ni infundirles miedo, pues de otra manera se hubiera atentado contra su libertad de expresión, acotó.