Sedesol pensiona a 28 mil huérfanos

Carlos Alberto Acra Alba, director general del Seguro de Vida para Mujeres Jefas de Familia, informó que existen 200 solicitudes por desaparición forzada en la que no hay cuerpo.
Carlos Alberto Acra Alba, informó que 86% de las muertes, 12 mil 545 fallecieron por padecer cáncer de mama.
Carlos Alberto Acra Alba, informó que 86% de las muertes, 12 mil 545 fallecieron por padecer cáncer de mama. (Blanca Valadez)

Ciudad de México

En tres años, el Seguro de Vida para Mujeres Jefas de Familia registró, entre sus aseguradas, el deceso de 14 mil 920 madres pobres que dejaron en orfandad a 28 mil niños y jóvenes por diversas causa, cáncer, infartos, accidentes, asimismo, por asesinatos, suicidios y desaparición forzada en la que no hay cadáver teniendo, hasta ahora, 200 solicitudes en curso.

Carlos Alberto Acra Alba, director general del Seguro de Vida para Mujeres Jefas de Familia de la Secretaría de Desarrollo Social, detalló a Grupo Milenio que 86% de las muertes, 12 mil 545 fallecieron por padecer cáncer de mama y cervicouterino (3,662), paro cardiaco (1,141), insuficiencia renal (1,031), diabetes (916), VIH (212), entre otros.

Un total de 2 mil 374 casos, que representan el 14% restante, la causa de muerte, de acuerdo con el acta de defunción, está relacionada con violencia, es decir, mil 160 por accidentes: que abarcan desde atropellamientos, caídas y golpes; mil  68 son homicidios y 146 suicidios. 

Son mujeres jóvenes que, detalló, fueron víctimas de violencia intrafamiliar, principalmente, de la pareja aunque en algunos casos se documentó asesinato en la vía pública.  “Se está dando la mayor orfandad entre niños que cursan la primaria. Estamos hablando de 10 mil menores que perdieron a su mamá”.

En este año Seguro de Vida para Mujeres Jefas de Familia  tiene un presupuesto de mil 82 millones de pesos –descontando gastos de operación superior a los 400 millones de pesos- que se van directo al fideicomiso, y en estos 28 mil niños huérfanos se está invirtiendo 250 millones de pesos. El programa apoya desde los cero a 26 años.

Luego de referir que las entidades donde más mujeres han fallecido, considerando la densidad demográfica, son el Estado de México, Puebla, Veracruz, Oaxaca y Distrito Federal, Acra Alba se refirió a las desapariciones forzadas, en las que no hay cadáver. “Hoy en día tenemos 200 solicitudes en todo el país para apoyar a los menores en estado de orfandad cuya madre desapareció”.

La Sedesol está trabajando con la Secretaría de Gobernación, en el área de prevención de la violencia, para atender este tipo de situaciones: “Lo logramos en Tamaulipas, donde una mujer desapareció, nunca la encontraron, y a través de un acta de desaparición y presunción de muerte, que hizo las veces de acta de defunción, pudimos apoyar a los niños en situación de orfandad.

“El Comité Técnico del Programa aprobó que se apoye  cuando  existen estas condiciones y no haya acta de defunción, que es fundamental, valiéndonos de otro documento expedido por una autoridad competente a efecto de ayudar a esos niños”, señaló.

En entrevista, el funcionario federal refirió que las reglas de operación permiten que cuando haya una desaparición forzada y no exista un cadáver en cualquier parte del país los niños puedan hacerse acreedores a este tipo de apoyo destinado de manera directa a su educación, desde pasajes, compra de utensilios, uniformes, lo que considere el tutor.

“Si hay casos en otros estados nos basta con que nos entreguen el expediente debidamente requisitado. El problema es que las legislaciones, en cada estado, son diferentes, en algunos se debe de esperar dos años a partir de la denuncia para elaborar el documento de presunción de muerte. Hay en otros que deben pasar cuatro años. Gobernación está trabajando al respecto 

Un aspecto relevante de las modificaciones en las reglas de operación, aclaró en entrevista, es que “muchos niños al  perder a su madre caen en riesgo de perder la escuela, de meterse a trabajar para ayudar al sustento de la familia con la que se quedaron, y muchos pueden caer en conductas antisociales de pandillerismo y adicciones”.

E funcionario recordó que el Seguro de Vida para Jefas de Familia apoya a niños y jóvenes, de cero a 24 años de edad. Se otorga un apoyo de más de 330 pesos, que se entrega bimestralmente, cuando tienen de 0 a 5 años, de 550 pesos en primaria, 770 secundaria, más de 900 en preparatoria y de mil 10 hasta 2 mil 40 pesos cuando estudian a nivel profesional.

En la actualidad, el Seguro de Vida, creado en marzo de 2013, cuenta con 6 millones 120 mil afiliadas en todo el país, independientemente de su estado civil pero con alguna carencia social como pude ser la de seguridad social, la alimentaria, de vivienda.

“Se debe mostrar una constancia de estudios para hacerse acreedor del apoyo para que los niños y  jóvenes cumplan con el compromiso que hicieron con su madre de salir adelante, de estudiar, y convertirse en hombres de bien. 

“Se suspende el pago si no presentan esa constancia firmada por el maestro, director de la escuela y, en el caso de lugares donde hay conflictos magisteriales, como Oaxaca, nos basamos en grupos colectivos. Si los niños vuelven a presentar la constancia se les otorga de nuevo el pago”.

 “Estamos afiliando a familias, aunque la madre falleció antes de 2013, para que los niños no queden en el desamparo. Se les paga de manera acumulada, o retroactiva, desde la fecha en la que murió la mamá sin importar el número de hijo y la edad escolar. Hay niños de 15 años estudiando primaria”, aclaró.

Para Acra Alba la ausencia de estas mujeres resulta impactante dado a que 1 de cada 3 hogares está encabezado por la madre, la cual, no sólo lleva dinero al hogar sino es el pilar moral de esa familia. En la actualidad, la Sedesol ha registrado casos de jóvenes que ya se recibieron, que fueron apoyados desde hace tres años, y se hacen cargo de sus hermanitos.