Médicos de Veracruz exigen seguridad a autoridades

Personal de hospitales, clínicas y estudiantes del área de ciencias de la salud protestaron por la desaparición de médicos; tres fueron secuestrados durante esta semana.
Los médicos marcharon por las calles de Minatitlán para exigir un alto a la delincuencia.
Los médicos marcharon por las calles de Minatitlán para exigir un alto a la delincuencia. (Isabel Zamudio)

Veracruz

Médicos, enfermeras y personal de hospitales públicos y privados, así como estudiantes del área de ciencias de la salud del sur de Veracruz, salieron a las calles para demandar a las autoridades que pongan un alto a la delincuencia.

Con globos blancos y ropa del mismo color, los manifestantes exigieron en Minatitlán cese la inseguridad que en los últimos meses ha afectado a decenas de trabajadores de salud quienes han sido víctimas de la delincuencia, tres de ellos secuestrados en menos de una semana.

El pasado jueves 7 de abril salieron a las calles en Minatitlán y Coatzacoalcos, y protestaron en los hospitales de todo el sector salud de la zona sur de Veracruz.

Este domingo la protesta se repitió y mañana lunes habrá nuevamente paro por los mismos motivos, al que se sumarán instituciones de salud privadas.

Ni el anuncio del refuerzo de la seguridad en Minatitlán con la llegada de 300 elementos policiacos más, convenció a los médicos y enfermeras de que la situación mejorará.

Y es que el mismo viernes que llegaron los refuerzos, otro secuestro se registró en la ciudad petrolera de Coatzacoalcos, en la colonia Playa Sol, auqnue no era un trabajador de este sector.

"Paz y seguridad para nuestras familias" es el reclamo del personal médico veracruzano.

Hasta el momento, hay dos doctoras desaparecidas, una de ellas fue sacada desde el pasado martes 5 de abril de su consultorio particular y no ha sido liberada, se trata de Marcela Esparza Figueroa, directora del Hospital General de Minatitlán, y la doctora Carmen Medel Palma, plagiada el 31 de marzo.

Ya antes habían sido secuestrados el médico Gerardo Soriano Diaz, quien fue liberado tras pagar un rescate; el ginecólogo de Cosoleacaque, José Natividad Contreras Miranda, secuestrado el 30 de marzo y quien fue liberado el jueves 5 de abril, tras la marcha, una semana después de que lo secuestraran. Fue hallado golpeado, con rastros de tortura.

El 21 de enero pasado, en Minatitlán, Rigoberto Martínez Parroquín, subdirector médico de la Clínica del IMSS, fue secuestrado cuando salía del área de Urgencias, y logró escapar de sus captores y pedir ayuda.

Quien no corrió con la misma suerte en agosto de 2011 fue la doctora Idalia Martínez quien laboraba en el Hospital General de Minatitlán; fue secuestrada y asesinada.

La ola de plagios de médicos es similar a la que ya se dio en la misma zona con petroleros y empresarios algunos de los cuales fueron asesinados por los delincuentes.