Dictan formal prisión a cinco presuntos secuestradores en Acapulco

Con base en las investigaciones ministeriales, la PGJE realizó un operativo policial que permitió la captura de los cinco integrantes del grupo delictivo, el rescate de una víctima de secuestro. 
Los presuntos secuestradores fueron detenidos en mayo pasado.
Los presuntos secuestradores fueron detenidos en mayo pasado. (Javier Trujillo)

Acapulco

A cinco integrantes de la banda de secuestradores identificados como “El Comandante Rubén”, un juez penal les dictó auto de formal prisión, ya que la fiscalía les imputa 14 secuestros, entre ellos un familiar de un diputado local.

Con base en las investigaciones ministeriales, la PGJE realizó un operativo policial que permitió la captura de los cinco integrantes del grupo delictivo, el rescate de una víctima de secuestro.

En dicho operativo ocurrido el pasado 28 de mayo, en la colonia Mozimba, en la zona poniente del puerto de Acapulco, uno de los delincuentes se enfrentó a balazos contra los agentes de la fiscalía Antisecuestros y cayó abatido, identificado como Ulises Corcuera Domínguez.

Así y como resultado de las investigaciones en base a evidencias, testimoniales y declaraciones recabadas se sustentó el ejercicio de la acción penal, por lo que ayer se les dictó auto de formal prisión.

En ese contexto los cinco integrantes del grupo delictivo denominado la banda de “El Comandante Rubén”, integrada por los probables responsables Rubén López Luna, Rodrigo Armando Gómez López, Alfredo Martínez Delgadillo, Israel Vergara Barrientos y Rogelio Pacheco Leyva, se encuentran recluidos en el Cereso de Las Cruces en el puerto de Acapulco.

En declaraciones realizadas ante la fiscalía los inculpados admitieron su participación en al menos 14 secuestros, dos de los cuales se cometieron en el Estado de México, por lo que se realizan las acciones con autoridades de aquella entidad para que las víctimas identifiquen a los responsables y, de ser el caso, ampliar el ejercicio de la acción penal en su contra.

Al momento de rendir declaración preparatoria, ante el órgano jurisdiccional, uno de ellos confesó que sus cómplices tenían secuestrada a la víctima en la casa de seguridad ubicada en la colonia Mozimba.

Lo anterior robustece las imputaciones que realizó el Ministerio Público y por ello los imputados de dichos ilícitos se encuentran recluidos en el Centro de Reinserción Social (CERESO) de Las Cruces en Acapulco, y podrían alcanzar penas de hasta 80 años de prisión cada uno.