Irrumpen reporteros en zona militar de Chilpancingo

Al grito de ¡Vivo se lo llevaron, vivo lo queremos!, los representantes de los medios de comunicación exigieron la liberación su compañero Jorge Torres Palacios, quien fue secuestrado en Acapulco.
 Los reporteros llegaron hasta la 35 Zona Militar, en donde se realizaba el cambio de mando en la comandancia.
Los reporteros llegaron hasta la 35 Zona Militar, en donde se realizaba el cambio de mando en la comandancia. (Rogelio Agustín)

Chilpacig

Al grito de ¡vivo se lo llevaron, vivo lo queremos! reporteros de Chilpancingo irrumpieron en la 35 Zona Militar para reclamar la liberación de su compañero Jorge Torres Palacios, quien fue secuestrado en el puerto de Acapulco.

Los comunicadores se concentraron en la plazuela de la Libertad de Expresión, en el primer cuadro de la ciudad para elaborar pancartas con los que piden la presentación con vida de Torres Palacios.

Llegaron hasta la 35 Zona Militar, en donde se realizaba el cambio de mando en la comandancia general.

En la avenida principal mostraron mantas y pancartas en las que se pedía la presentación con vida de Jorge Torres, situación que movilizó al personal de guardia y se aprestó para cerrarles el paso.

Como los reporteros no se detuvieron, hubo un jaloneo en los que soldados aplicaron técnicas de sometimiento contra los comunicadores, cámaras y grabadoras fueron tiradas a punta de manotazos.

Mientras esto ocurría afuera, en la explanada principal de la Zona otro grupo de reporteros increpaba al gobernador Ángel Aguirre para plantearle el caso de Torres Palacios.

El gobernador señaló que en su momento el titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Iñaky Blanco Cabrera daría a conocer los avances del caso, aunque durante la mañana del lunes, un grupo de reporteros del puerto de Acapulco denunciaba que no había un solo funcionario de primer nivel que les concediera una reunión de balance.

"Nosotros vamos a realizar una investigación muy amplia, vamos a castigar a quienes tengan responsabilidad", dijo el mandatario estatal durante la entrevista que se desarrolló en el campo militar.

Al final se acordó la instalación de una mesa de diálogo en la residencia oficial Casa Guerrero, lugar en el que se darían a conocer los avances de las investigaciones que se habían realizado sobre el secuestro.

Entrada la tarde se confirmó el hallazgo del cadáver de Jorge Torres y los comunicadores de la ciudad decidieron suspender la reunión, prefirieron reunirse para acordar las acciones que desarrollarían para exigir justicia.