Detienen a dos integrantes de la “Familia Bustillos”

La Fiscalía General del Estado de Chihuahua informó que los hombres fueron detenidos el pasado 21 de julio por un robo, no fueron identificados porque traían documentación falsa. 

Chihuahua

Elementos de la Unidad Modelo para la Atención al Delito de Secuestro (UMADS), aseguraron a dos sujetos de la “Familia Bustillos”, los cuales secuestraron a más de 90 personas de nacionalidad china con residencia en 5 estados del país.

La Fiscalía General del Estado (FGE) informó que mediante trabajos de investigación e inteligencia, se logró la detención de: Ramón Abigail y Jaime Bustillos López, considerados como los líderes de la banda de secuestradores “Familia Bustillos”.

Eran buscados por las autoridades de 5 estados, luego de que secuestraran a más de 90 personas de nacionalidad China en Chihuahua, Durango, Coahuila, Nuevo León y Guanajuato. Todas las víctimas son empresarios del ramo restaurantero.

Ambos sujetos fueron capturados el 21 de julio por un robo cometido en Chihuahua, donde lograron pasar desapercibidos al presentar credenciales falsas a nombre de “Humberto Orozco Medina” y “Luis Alberto Chávez Olvera”, se indicó.

“Los agentes de la UMADS detectaron que los asaltantes eran en realidad los hermanos Bustillos López, quienes eran requeridos en Chihuahua y en 4 estados mas por secuestrar entre 90 y 100 personas de nacionalidad China”, resaltó la FGE.

Durante las acciones realizadas en Chihuahua para desarticular a la banda, se detuvo en octubre del 2012 a: José Quezada Bustillos, Rogelio Quintana Galindo, Risbe Isela Bustillos Castillo, Leonor Sánchez García, Jesús Manuel Almanza Bustillos, César Adrián Bustillos Ortiz y Luis Carlos Castruita Ramos.

Además, se les aseguraron 25 vehículos de diferentes marcas y modelos, y siete casas de seguridad, de las cuales una de ellas ya fue objeto de extinción de dominio. Durante las investigaciones se supo la ubicación de otros miembros de la banda.

Por ello, las autoridades de Chihuahua y Durango, aseguraron 2 casas de cautiverio y 6 vehículos, los cuales, estaban a la venta en un lote de autos ubicado en la zona centro de la capital duranguense.

En febrero de 2013, el líder de la banda con sus hijos se instaló en Monterrey, Nuevo León. Posteriormente al ser ubicada una casa de cautiverio en esa ciudad, cambiaron su lugar de residencia a León, Guanajuato.

Allí se logró el rescate de varias víctimas de nacionalidad China y se detuvo a: Alejandro Cárdenas Tarín y Óscar Castañeda Rivera. En octubre de 2013 se fueron a Torreón, Coahuila, donde murió en un enfrentamiento, Ramón Bustillos Castillo.

Durante el ‘choque’ se detuvo a: Alberto Ramón Pérez, José Luna Garduño, Adán Segura Salazar y Claudia Pérez Mauricio. Después de la muerte del líder de la banda, sus hijos: Ramón y Jaime Bustillos López, quedaron al frente de la célula, de la que están prófugos, Olivia Solís Tirado y Miguel Venzor Bustillos.