• Regístrate
Estás leyendo: Se debe informar en qué se gasta: Diócesis de Toluca
Comparte esta noticia

Se debe informar en qué se gasta: Diócesis de Toluca

El vicario, Guillermo Fernández Orozco, aseguró que la Diócesis de Toluca no es opaca en la operación de los recursos de 140 parroquias.


Publicidad
Publicidad

Ante el anuncio que realizara este fin de semana el cardenal Carlos Aguiar Retes en el que adelantó una serie de auditorías en al menos 467 parroquias de la Arquidiócesis de Mexico, con el fin de transparentar los recursos financieros, monseñor Guillermo Fernández Orozco, vicario de la Diócesis de Toluca informó que esta medida sólo se aplicará en el Arzobispado de México, sin que hasta el momento esta diócesis tenga contemplada una medida similar.

“No nos adelantemos, eso es Arzobispado de México y aquí es Obispado de Toluca, son cosas totalmente diferentes”.

El representante de la Diócesis de Toluca señaló que a través de las 140 parroquias y 36 rectorías que integran esta diócesis se atiende a una población promedio de 3.5 millones de personas, teniendo cada una de estas sedes la obligación de integrar un informe mensual de sus finanzas, descartando con ello problemas en este rubro.

TE RECOMENDAMOS:Aguiar Retes abre las puertas de la Iglesia a 'presidenciables'

“Cada mes los tenemos que entregar, cerramos los días 25, mes con mes, se entrega y se revisa, parroquia por parroquia, si hay problemas se manda a auditoría y todo, estamos en esa situación”.

Señaló que los ingresos de cada una de las parroquias son distintos, pues generalmente están sujetas tanto a la demanda de servicios como a las necesidades de cada centro religioso, por lo que el informe que se entrega a la Diócesis está a cargo de su respectivo tesorero.

“Eso le corresponde a los tesoreros, cada parroquia tiene que entregar cuentas a la Diócesis y entregamos cuentas a Hacienda, tenemos ya tiempo con eso, está todo estipulado como tiene que integrarse en los distintos rubros”.

En este sentido, el párroco Candido Pérez Gómez, indicó que los ingresos de cada iglesia es el resultado de las limosnas, los distintos servicios, así como de algunas ofrendas que los fieles católicos entregan, una vez reunidos se realiza dicho informe en el que se señalan tanto los ingresos como egresos que se tienen, con documentos probatorios y se hace llegar a la máxima autoridad eclesiástica en el Valle de Toluca.

“Se tiene que informar en qué se gasta, cómo se invierte, con notas, este recurso también se ocupa para empleados, para la manutención de los templos, pagar agua, gas, teléfono, luz, impermeabilización, pintura, entre otras cosas”.

El presbítero explicó que este recurso no siempre es suficiente, ya que las necesidades de la comunidad son diversas, por lo que en ocasiones se deben organizar rifas o kermeses para recaudar mayores fondos.

“Todo depende de las parroquias, hay parroquias muy generosas y muy conciertes, hay otras donde son un poco más retraídas”.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación (Segob), en el país hay poco más de 8 mil 963 asociaciones religiosas inscritas en el Registro Nacional de la dependencia, de las cuales aproximadamente 607 corresponden a la entidad mexiquense, que según la propia dependencia federal también deben estar dadas de alta ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Según lo dispuesto por la legislación actual, a partir de 2014 las distintas parroquias, centros religiosos y rectorías deben conformarse como asociaciones religiosas, con el objetivo de que la autoridad tributaria tenga cierto control del efectivo que manejan, a través de su contabilidad y su respectivo registro en medios electrónicos, así como el uso de su facturación electrónica.

Pese a estos esfuerzos, el propio SAT señala que las limosnas, los diezmos y los servicios religiosos, como el pago de las celebraciones se consideran ingresos exentos, es decir, no están sujetos al pago de impuestos, ya que se otorgan sin fines de lucro.

Bajo esta figura, las iglesias tampoco pagan el Impuesto Sobre la Renta (ISR) por los ingresos derivados de la enajenación de libros y artículos religiosos, siempre y cuando se realicen sin fines de lucro, así también quedan exentos del pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA) la manutención de los ministros del culto religioso.

En un sondeo realizado por MILENIO Estado de México, los fieles coincidieron en pedir coherencia a los integrantes de las distintas iglesias, ya que en algunos casos dejan de lado el valor de la humildad y lo cambian por vehículos o propiedades.

Según señalaron los entrevistados, si bien no es un asunto general, en algunas parroquias u organizaciones religiosas el pago de servicios es excesivo y al no contar con un tabulador, los abusos suelen registrarse, sobre todo durante las fiestas patronales.

Al respecto, Veronica Jiménez, vecina del municipio de Lerma, señaló que una práctica frecuente entre los párrocos católicos está el integrar en una misma celebración más de tres eventos, sin que esto representa un costo menor.

“Hay ocasiones en las que en una misma misa hacen casamiento, presentación y bautizo y a cada uno le cobran como si fuera solo para ellos, a cada uno le cobran de mínimo 500 pesos”.

Señalan que además de los costos, es importante que la iglesia también vaya considerando el reducir sus trámites, ya que no solo pagan para la celebración de la misa, sino para la preparación, que consiste en algunas platicas, talleres o retiros que tienen costos de entre 300 y 500 pesos.

En tanto, Manuel Esquivel, del municipio de Almoloya de Juárez, explicó que si bien reconocen la preparación y sacrificios que realizaron los sacerdotes para poder otorgar estos servicios, no se vale que al año de llegar a cualquier comunidad ya tengan carros o propiedades, pues eso desalienta la fe de algunos, ya que se entiende que ven a la “religión como un negocio”.

No conforme con eso, señaló, no se conoce a ciencia cierta si los diferentes grupos que integran las parroquias reciben algún sueldo o prestación, pues existen desde las catequistas, fiscales y los grupos de oración.

“Yo me pongo a pensar si esos que están todos los días en la iglesia les pagan, porque nadie está ahí nada más por amor a Dios, deben sacar algo, sino porque pierden su tiempo”.

Estas interrogantes no solo se dan en la iglesia católica, sino también en los llamados Testigos de Jehová, la Iglesia Adventista, entre otras, que piden un diezmo obligatorio a sus integrantes, aunque no conocen en qué se invierten dichos recursos.

Según lo informado por el cardenal Carlos Aguiar, en una primera etapa las auditorías realizadas a cerca de 467 parroquias estará a cargo la firma de consultoría Ernst & Young, previendo puedan estar listas en julio de este año.

“No solamente se trata de una simple auditoría en lo económico, sino en su constitución jurídica, en su reconocimiento con la Secretaría de Gobernación”, declaró.

Otro de los temas que preocupa a la Diócesis de Toluca son las presuntas extorsiones que realizan seudo sacerdotes, quienes han llegado a ofrecer servicios religiosos o sacramentos sin estar certificados plenamente ente este organismo.

Durante la misa en honor a San José, en la que también se dieron las ordenaciones sacerdotales de cinco presbíteros y un diácono, realizada en la Catedral de Toluca, el obispo de Toluca, Francisco Javier Chavolla Ramos, pidió a los más de mil fieles presentes no dejarse engañar, ya que incluso se han auto nombrado, obispos o sacerdotes.

“Se han auto nombrado obispos, otros sacerdotes y hasta sacerdotisas, los miles están, algunos que pertenecieron a los miles, el rebelde que es Nava se auto nombró obispo y según él ha ordenado a sacerdotes, no tiene ninguna potestad, no es de la noche a la mañana; no se dejen engañar, quien dé su nombre renuncia a la iglesia, por que son heréticos y cismaticos, porque proclaman otras verdades y además han roto con la iglesia. Muchos se van por comodidad pero están cometiendo un gravísimo error, así es que les informo ustedes toman su decisión”.

Este tema también ha llegado a la autoridad municipal, pues en días previos en una reunión en materia de seguridad, en la que estuvo presente el edil Fernando Zamora Morales, así como el titular del área de Seguridad, Javier Torres, el obispo de Toluca pidió el apoyo a las autoridades, sobre todo en aquellos casos que ya se tienen detectados, como en el caso de la colonia San Buenaventura

SGCF

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.