• Regístrate
Estás leyendo: Se alista el gobierno federal ante la temporada de ciclones
Comparte esta noticia
Lunes , 24.09.2018 / 03:04 Hoy

Se alista el gobierno federal ante la temporada de ciclones

Uno de los principales factores para la previsión de un mayor número de tormentas tropicales y huracanes por el Pacífico es el pronóstico de la evolución de 'El Niño' durante este año.

Publicidad
Publicidad

Las previsiones del mayor promedio de ciclones tropicales durante este año provenientes del océano Pacífico no tomarán por sorpresa al gobierno federal, que se ha preparado para evitar afectaciones a los ciudadanos, a diferencia de lo que ocurrió en 2013 con los fenómenos Ingrid y Manuel, principalmente en Guerrero.

El coordinador nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, dijo que esta vez hay protocolos de acción para saber qué está mal construido y cómo mejorarlo, además de que Protección Civil notificó del riesgo a las autoridades locales, las cuales deben participar con las comunidades para hacer adecuaciones como mejorar el drenaje o construir muros de contención.

“Cuando la gente ya lo vivió y sabe que lo puede volver a vivir, aporta también su trabajo para poder ayudar al gobierno a mejorar la condición de vida, entonces hay toda una acción en varios estados. Hay entidades que han respondido muy bien, como Chiapas”, donde, abundó, durante esta temporada “ha habido afectaciones fuertes a infraestructura, pero no hemos tenido pérdida de vidas humanas por el caso de huracanes y lluvias”.

El funcionario federal recordó que el pasado 16 de mayo la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la coordinación nacional de Protección Civil entregaron a los gobernadores de todo el país las acciones de prevención y mitigación de riesgo que deben seguirse en cada uno de sus estados, y que existe un seguimiento de dichas obras “para que de alguna manera estemos todos preparados frente a esta temporada que no es atípica, que es diferente, cada año el planeta construye una condición de temperaturas, lluvias, sismos, sequía, diferente, pero tenemos que estudiar cada una de ellas y estar preparados frente a cada una de ellas”.

Hasta el momento, explica Luis Felipe Puente, la temporada ha derivado en un incremento en las lluvias en el centro del país, mientras los ciclones tropicales han ido paralelamente a la costa, para luego alejarse de la República mexicana.

“Lo importante aquí diría yo es que incremente o no, tengamos conciencia de que estamos entre mayo y noviembre en la temporada de huracanes y ciclones tropicales”, y “podemos tener interacción de los ciclones”, además de que debe tenerse mayor precaución y mejor cultura de la protección civil en estados como Chiapas, Oaxaca, Campeche, Yucatán, Veracruz y Tamaulipas.

Puente dijo que se ha hecho política pública para pedir a los alcaldes no otorgar permisos para viviendas en zonas de cauces, “seguramente con el tiempo haremos mejor infraestructura, pero lo que tenemos que hacer cada uno es cuidar las vidas de los seres humanos, esa es nuestra responsabilidad y ahí estamos trabajando”.

Para ello se constituyeron los consejos estatales de Protección Civil y se busca que cada municipio tenga su unidad respectiva y no como ocurría antes, en la unidad de policía y bomberos, sino que coordine áreas como la de educación, salud y obra pública para informar a la población sobre qué hacer para que no le pase nada.

DICTÁMENES

Después del paso de los huracanes Ingrid y Manuel, los cuales dejaron daños en 20 estados del país, el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) envió a un grupo de geólogos a más de 200 comunidades en Guerrero para analizar los riesgos y el grado de vulnerabilidad de las personas por el deslizamiento de laderas y el desbordamiento de ríos.

Los dictámenes de los geólogos se entregaron al gobierno de Guerrero para notificar a la gente sobre “cuáles eran las condiciones de riesgo que tenían algunas comunidades frente a la nueva posibilidad de otro temporal similar al que se vivió en ese momento, y quiénes tenían que evacuar definitivamente o temporalmente mientras se hacía algún arreglo de la comunidad, el cual ya se hizo”, señaló Puente.

La Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial hizo proyectos de construcción de vivienda para atender a quienes por el riesgo tenían que cambiar su casa.

En tanto, la Secretaría de Educación Pública decidió cambiar de lugar algunas escuelas y ya no ocupar las que estaban en zonas de riesgo.

En el caso de los hospitales, el coordinador de Protección Civil informó que no se había podido construir un hospital en Acapulco por la falta de un terreno adecuado, pero ya aportó uno el gobierno del estado y la Secretaría de Salud prepara la edificación de un hospital que fue afectado por los huracanes Ingrid y Manuel.

“De alguna manera ahora tenemos un monitoreo más permanente. Si Guerrero, Veracruz o Oaxaca nos piden una revisión de una ladera, mandamos a un geólogo experto, junto con la Unidad de Protección Civil estatal para que haga un estudio de las condiciones que guarda y se le notifica por certificado a la unidad y al gobierno estatales, así como a la comunidad, de las condiciones de riesgo que guarda para que se tomen las acciones”.

Entre los principales factores para la previsión de un mayor número de tormentas tropicales y huracanes por el Pacífico, se encuentra el pronóstico de la evolución del evento cálido El Niño durante la temporada de ciclones, que abarca el verano y el otoño en México, así como el aumento en la presión al nivel del mar en el Pacífico sur, frente a las costas de Perú, la disminución de la presión al nivel del mar en el Atlántico norte y la reducción de la temperatura en el mar del Atlántico tropical oriental.


[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.