• Regístrate
Estás leyendo: Se adentran a la vida de la milicia
Comparte esta noticia
Sábado , 26.05.2018 / 13:40 Hoy

Se adentran a la vida de la milicia

Dos primas forman parte de las 6 que realizaron el Servicio Militar Nacional voluntario en Torreón y este sábado recibirán su constancia en el 33 Batallón de Infantería.

Publicidad
Publicidad

Cecilia Rojas

Nataly Mendoza Tallabas de 18 años y Adriana Lozoya Tallabas de 23, son dos de las seis muchachas que van a recibir una constancia en lugar de Cartilla, por haber hecho el Servicio Militar Nacional voluntario en Torreón, este sábado.

Las jóvenes son primas y comenzaron en febrero, junto con otro grupo de hombres, alrededor de 500, en las instalaciones del 33 Batallón de Infantería, ubicado en el Campo Militar de La Joya.

Nataly está estudiando Criminología y Ciencias Forenses y Adriana es docente. Comentan que iban los sábados de 7:30 a 13:00 horas, recibiendo una rutina, más algunas actividades adicionales.

"Me habían platicado, yo le platiqué a Adriana y se nos hizo padre por las actividades que nos dijeron que íbamos a hacer. Nos interesamos por saber que se sentía pertenecer al SMN como voluntarias y ahora que concluimos con el servicio, nos sentimos contentas", afirma Nataly.[OBJECT]

Formación, honores a la Bandera y escolta, cantar el Himno Nacional, pase de lista, desayuno, tomaban materias como Orden Cerrado, marchaban y luego tras un receso, iban a Academia, según la materia que cada día tocara que fueron Derechos Humanos, Legislación Militar, Educación Física, Plan DNIII y Defensa Personal.

"A lo mejor nos van a enseñar cosas que vamos a utilizar pronto fuera de aquí", comenta Adriana, ante las situaciones difíciles que hay en el país, de entrada, la defensa personal.

Conocen estrategias, puntos claves del cuerpo para poder neutralizar a un agresor, como las muñecas, las rodillas, las corvas, como escapar de un ataque, primordiales para todas las mujeres.

Con el plus de que afirman las dos, que este Servicio no fue pesado, ni siquiera para los hombres y que se trata simplemente de una cuestión de disciplina: levantarse temprano, no faltar, comportarse al interior. Y vaya que la disciplina es difícil.

Muchos desertaron en el camino, tanto hombres como mujeres, por motivos diversos, como el vivir muy lejos. Ellas lograron aguantar el frío, las lluvias, el sol y los demás escollos en ese camino.

"Marchar es caminar con elegancia", aseguran. "A partir de que entramos somos soldados pero estamos haciendo el servicio, llevamos cachucha roja, playera del SMN, pantalón de mezclilla azul y zapatos negros".

Aprendieron más cosas. Plantar árboles que también tiene su ciencia, manejo de armamento, apoyo en Cáritas en la Campaña contra el hambre, pidiendo comida por las casas, desfilaron, tomaron cursos de primeros auxilios, compañerismo, respeto. Están listas para todo y orgullosas.

Adriana, de entre los 500 que concluyen el Servicio Militar Nacional, va a dar el discurso oficial. "Representar a las muchachas es un orgullo".

Ninguna de las dos primas ha considerado seguir la carrera militar. Adriana ya no cuenta con la edad requerida y Nataly piensa seguir con sus estudios, en la que las cosas que ha aprendido, sin duda, le servirán.

Pueden, si quieren, volver a hacer el servicio, pero eso ya sería algo repetitivo, manifiestan y aseguran que es una experiencia cien por ciento recomendable para las muchachas de esta región, invitándolas a responder a la convocatoria.[OBJECT]

Pero hay jóvenes del grupo, que ya han tomado la decisión de buscar hacer vida y una carrera en la milicia mexicana, luego de atisbar este tipo de vida.

Si hay alguna emergencia donde se requieran muchas manos, el grupo de jóvenes del SMN, ellas también, pueden ser llamados a servir: desastres naturales, guerras y demás.

Tema obligado a preguntar a dos mujeres tan jóvenes: ¿Cómo ven al Ejército? "Son personas agradables. "Vimos personas que pasan y les dicen que no sirven para nada, pero ellos están siempre para servir. Hay que darles una oportunidad", dice Nataly.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.