Denuncian daños en zona arqueológica en Oaxaca

Activistas encabezados por el artista Francisco Toledo presentaron una queja ante el INAH por los daños en la Villa de Mitla, causados por una obra vial improvisada.
Francisco Toledo casi 125 mil objetos de su obra artística.
El artista Francisco Toledo. (Cuartoscuro)

Oaxaca

Un grupo ambientalistas e intelectuales encabezados por el pintor y artista plástico Francisco Toledo presentó una queja ante el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) para denunciar la destrucción cometida a una zona arqueológica de Oaxaca.

Los también activistas del Patronato Pro Conservación y Rescate del Patrimonio Cultural y Natural de Oaxaca, A. C. (PRO-OAX) demandaron la aplicación irrestricta de las disposiciones legales que protegen las zonas arqueológicas.

Los inconformes exigieron se sancione al presidente municipal de la Villa de Mitla, Jaciel García Ruiz, a quien señalaron de ser el responsable del daño cometido a la zona de monumentos prehispánicos.

José Marqués Pérez, representante de los inconformes, explicó que el munícipe ordenó realizar una obra vial improvisada en la zona, la cual causó daños graves a los montículos primitivos de la cultura zapoteca, conocido como "El Mogote".

Dijo que se ingresó maquinaria pesada para construir un andador turístico, que destruyó dos montículos primitivos dentro de la zona arqueológica de la Villa de Mitla, cuya declaratoria oficial como tal data de 1993 y que se identifica como el Grupo del Sur y que se conoce por los pobladores como "El Mogote".

En el área afectada hay varios montículos de tierra y piedra de más de 15 metros de altura (muros secos), que datan de hace 500 años.

Ante la delegación del INAH, informó que de inmediato se inició el procedimiento administrativo de Suspensión y Clausura de la Obra previsto por la Ley Federal sobre Monumentos y Zonas Arqueológicas, Artísticos e Históricos y su Reglamento vigentes, y anunció además el inicio de una denuncia de tipo penal contra los responsables.

Sin embargo, el presidente municipal Jaciel García Ruíz, se ha negado a pagar las multas que le han aplicado y anunció diversas protestas para defenderse.

Ante la actuación del munícipe, el gobierno de Oaxaca lo convocó a participar en una mesa de diálogo a fin de firmar una minuta de acuerdos para evitar la continuación de la obra ejecutada y que se permita la intervención de expertos para reparar los daños cometidos.

Por su parte, el INAH reveló que se activó un operativo para evitar más alteraciones y destrucciones en vestigios tan importantes de la cultura primitiva zapoteca.