Vuelca camión y esparce 30 toneladas de sandía en la México-Acapulco

Se presume que el transporte que circulaba por La Pera, era conducido a exceso de velocidad y al ladearse la fruta comenzó a salirse del vehículo hasta colisionarse.
Según testigos dijeron que al  ladearse el tráiler la caja se abrió por el peso de la fruta y comenzó a caer sobre el pavimento.
Según testigos dijeron que al ladearse el tráiler la caja se abrió por el peso de la fruta y comenzó a caer sobre el pavimento. (David Monroy)

Tepoztlán

Más de 30 toneladas de sandías, quedaron esparcidas en la autopista México-Acapulco la madrugada de este martes, luego de la volcadura de un tráiler que transportaba la fruta y era conducido a exceso de velocidad.

Alrededor de as cinco de la mañana, el tracto camión Kenworth color blanco, con placas de circulación 838-EE5 del Servicio Público Federal, transitaba por la vía carretera a la altura de la curva conocida como La Pera, y volcó sobre su lado derecho cuando viajaba rumbo a la capital del estado de Morelos.

De acuerdo con la versión de algunos testigos, tras ladearse, la caja del camión se abrió por el peso de la fruta, por lo que comenzó a caer sobre el pavimento, justo a la altura del kilómetro 66 más 500 de dicha autopista. Los testigos oculares de los hechos dieron parte a las autoridades, por lo que elementos de Caminos y Puentes Federales (CAPUFE) y de la Policía Federal arribaron al lugar para auxiliar en las labores de rescate y prevención de accidentes.

Además, los servidores públicos solicitaron una grúa para levantar el camión, así como palas y camiones para remover la fruta destruida. CAPUFE también realizó labores de limpieza de la zona, ya que el azúcar del jugo de as sandías también yacía en el suelo, lo que podría ocasionar algún accidente.

Luego de tres horas de trabajos, a las 10:00 de la mañana, la unidad colisionada y los restos de sandias fueron retirados, por lo que se restableció la circulación de nueva cuenta para los más de 10 mil automovilistas que resultaron afectados por el percance.