Detienen a presuntos asesinos de sacerdotes en Veracruz

La PGJE presentó a Gabriel Cruz González, Alberto Cayetano Miguel y Heracleo Feliciano Anastacio Jaime como presuntos responsables de la muerte de los sacerdotes Hipólito Villalobos Lima y Nicolás ...

Veracruz

La Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJ), en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), presentó a Gabriel Cruz González, Alberto Cayetano Miguel y Heracleo Feliciano Anastacio Jaime como presuntos responsables del crimen de los sacerdotes Hipólito Villalobos Lima y Nicolás de la Cruz Martínez, de la iglesia San Cristóbal en Ixhuatlán de Madero, hallados muertos el viernes en el curato.

El  subprocurador regional de Justicia zona norte-Poza Rica, Tomás Cristóbal Cruz, señaló que el crimen tuvo como móvil el robo por el que se inició la investigación ministerial CHI-154/2013 por los delitos de homicidio calificado en contra de cinco personas.

La madrugada del viernes 29 de noviembre los detenidos entraron a la casa parroquial de la iglesia San Cristóbal.

Los asegurados: Gabriel Cruz González, alias El Gavilán, Alberto Cayetano Miguel, El Calaco, y Heracleo Feliciano Anastacio Jaime, El Camilo, así como dos menores de edad, de quienes se omite su identidad, conforme lo establece la ley, confesaron entraron a la casa parroquial y estando dentro de la habitación del párroco Hipólito Villalobos Lima, le solicitaron una cantidad de dinero, pero como no se las quiso dar, lo empezaron a golpear, infiriéndole heridas cortantes con un cuchillo.

Según la versión de los detenidos, al escuchar los gritos y forcejeos, el padre Nicolás de la Cruz Martínez salió de su habitación, siendo golpeado con una piedra por uno de los agresores y, luego de perder el conocimiento, fue agredido con el arma blanca.

Durante la investigación, el cuchillo con manchas de sangre fue recuperado por la autoridad, al ser entregado por la mamá de Gabriel Cruz González.

También aceptaron que la piedra que se encontró en el lugar de los hechos, la cual contiene manchas hemáticas que están sujetas a reconocimiento por parte de los servicios periciales, es la que utilizó para golpear en la cabeza al padre Nicolás.