“Yo qué iba a saber que llevaba a mi hijo y mi esposo a morir”

María de los Ángeles Rodríguez relató a MILENIO que después del accidente en Chihuahua el pasado cinco de octubre, está a la espera que su hijo de 8 años salga de terapia intensiva.
Archivo Milenio
(Archivo)
(Milenio Radio)

Ciudad de México

La familia Rodríguez nunca había asistido al “Extremo Aeroshow”. El sábado cinco de octubre, decidieron llevar a los niños a ver este espectáculo, relató María de los Ángeles Rodríguez, madre de la familia, quien ese día perdió a su hijo de 12 años y a su esposo.

María de los Ángeles está a la espera que su hijo de 8 años salga de terapia intensiva después del accidente en el que una camioneta ‘monstruo’ arrolló a los espectadores en el estado de Chihuahua.

“Nosotros estábamos justo enfrente, quedamos debajo de la camioneta. Estábamos nosotros cuatro, mis dos hijos y mi esposo. Si lo logra, mi niño es un guerrero. La que lo necesita soy yo a él”, dijo María de los Ángeles en entrevista con Azucena Uresti para Milenio Radio.

María de los Ángeles explicó que el accidente fue mayor porque el evento era de tipo familiar y la mayoría de los niños eran quienes estaban sentados al frente, para ver mejor.

“Yo qué iba a saber que iba a llevar a mi esposo y a mi hijo a morir. Mucha gente murió porque en lugar de correr lejos de la camioneta, corrieron hacia el centro, (donde perdió el control la camioneta monstruo) por sus hijos.

No supe qué paso, cuando yo desperté estaba entre las dos llantas y un tráiler y había pasado la camioneta sobre mi niño” narró.

La madre de familia admitió que el gobierno estatal se ha hecho cargo de todos los gastos, además han enviado a especialistas que estén al pendiente de la atención médica y psicológica de las víctimas del accidente.

Sin embargo, para la mujer no hay consuelo, y esta experiencia, a la que califica como la peor de su vida, la tiene desconcertada “no sé qué va a pasar”.

La víctima consideró que el accidente de la camioneta monstruo se debió a una negligencia por parte de los organizadores y exigió que se castigue a quien otorgó los permisos y a quien regulaba la seguridad del evento.

“En ese momento uno no lo piensa, pero cuando mira atrás, es una negligencia, no había ninguna seguridad, algo que limitara a los camiones de los espectadores, el chófer no es el único responsable de la tragedia”, dijo.

La mujer pide a las autoridades la aplicación de la justicia, una explicación de lo que ocurrió y que se le dé atención médica y permanente a su hijo.