Río Atoyac contaminado desde hace 180 años

Por años, la industria textil contaminó el afluente ante el uso de pinturas, teñidos y procesos para las telas. 
El río ha sido contaminado desde hace 180 años.
El río ha sido contaminado desde hace 180 años. (Jaime Zambrano)

Puebla

El río Atoyac que cruza por 22 municipios de Puebla padece una contaminación que comenzó hace más de 180 años con la llegada de la industria textil en 1835 y el crecimiento de la ciudad.

Por años, la industria textil contaminó el afluente ante el uso de pinturas, teñidos y procesos para las telas. Se pensó que el agua se llevaba la contaminación y con eso se convirtió en un “gran basurero”.

Así lo expresó el historiador poblano, Eduardo Merlo Juárez, quien destacó que cada sexenio llegan gobernadores y presidentes de la República que anuncian la limpieza del Atoyac pero al final, los proyectos carecen de continuidad.

El empresario de origen veracruzano, Esteban de Antuñano, fue uno de los precursores de la industria en México por sus fábricas textiles, instaladas a la orilla del Rio Atoyac.

De acuerdo con la investigación “La industria textil en las regiones de Puebla, Tlaxcala, Veracruz y Coahuila 1830-1908” del académico, Luis Andrés Prado, desde 1827 se pensó en la industria textil, sin embargo, el proyecto lo concibió hasta 1830. Esteban de Antuñano tuvo treinta socios que colaboraron para comprar las máquinas y la materia prima para comenzar la producción en 1835.

Para el historiador de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (Upaep), Eduardo Merlo Juárez, Puebla siguió las prácticas de las empresas de Tlaxcala.

“Se quedó la costumbre de arrojar al río todo lo desechable y con eso volvimos un gran basurero al río. Primero, arrojamos la basura al río y luego vino la baja en el caudal del río. Los ríos se volvieron basureros y ahora, lo que antes era agua, ahora viene con basura”, apuntó.

En entrevista, el investigador comentó a partir de 1870 comienza el gran auge de las industrias textiles en Puebla, y una de las fábricas que comenzó a contaminar fue La Constancia, la cual, ya no existe.

“Se han hecho grandes esfuerzos por primero, limpiar el río Zahuapan que se conecta con el Atoyac. Se ha logrado parcialmente, lamentablemente, cada una de las actividades por limpiar los ríos son de trienios o de sexenios. Cada cambio de gobierno se desbarata todo lo que se hizo anteriormente”, resaltó el investigador.

Merlo Juárez resaltó las acciones de los gobiernos federal y estatal por recuperar parte del río Atoyac, como la creación del Paseo Ribereño, sin embargo, no se ha logrado la limpieza del afluente.

“Hay que llegar a las fuentes del propio río y desde ahí comenzar la limpieza y eso implica un control que no se tiene, sobre todo, los pueblos, las colonias y todo lo que está al margen del río. Cuesta muchísimo dinero y falta educación de la población pero no lo hemos logrado. Hay épocas que las autoridades se preocupan mucho, hay programas pero al siguiente periodo se olvidan. Ahora estamos en una época en la que hay interés”, destacó.