• Regístrate
Estás leyendo: Revocar mandato en NL sería 'misión imposible'
Comparte esta noticia
Martes , 16.10.2018 / 18:27 Hoy

Revocar mandato en NL sería 'misión imposible'

La exigencia de 40 por ciento de la lista nominal de electorales para remover a un gobernador, alcalde o diputado hace que esta posibilidad sea prácticamente nula, si se toman en cuenta los resultados de las pasadas elecciones.

Publicidad
Publicidad

Aunque la figura de revocación de mandato está a punto de convertirse en realidad, los números indican que remover a alguien de su cargo se volvería una misión imposible en la entidad.

Esto, tras ser aprobada la Ley de Participación Ciudadana en las Comisiones de Gobernación y Legislación del Congreso del Estado de Nuevo León.

El capítulo sexto de dicha ley contiene la figura de "Revocación de Mandato", en la que se señala que para remover a alguien de su cargo, ya sea gobernador, alcalde o diputado, se necesitará que así lo decida el 40 por ciento de la lista nominal.

Con ese porcentaje que puso el Congreso como base para la remoción significa que para quitar, por ejemplo, a Jaime Rodríguez Calderón de la gubernatura, se necesitaría de Bronco y medio para lograrlo.

Es decir, en la pasada elección de 2015, el gobernador actual obtuvo un millón 20 mil 552 votos, de una lista nominal de tres millones 560 mil 457 ciudadanos, por tal motivo, Rodríguez Calderón logró el 28.66 por ciento de la lista nominal.

Y, para ser removido del cargo se necesitaría, de al menos, un millón 424 mil 183 votos, es decir, lo que obtuvo de votación para ganar, más otros 400 mil ciudadanos que decidan que ya no continúe en el cargo.

Cabe destacar que de los nueve alcaldes del área metropolitana el que mayor porcentaje de votación contra la lista nominal obtuvo fue Mauricio Fernández, con un 33.27 por ciento; seguido del alcalde de San Nicolás, Víctor Fuentes, con un 32.43 por ciento, siendo los únicos que lograron pasar del 30 por ciento.

Por ello, la cuota del 40 por ciento para revocación de mandato se percibe inalcanzable, ya que de todos los ganadores de la elección pasada sólo dos superaron el 30 por ciento, eso, a pesar de todo el proselitismo que realizaron y de ganar su elección con más del 50 por ciento de los votos.

Respecto a los alcaldes que lograron el porcentaje menor de votos contra la lista nominal se encuentran el de Apodaca, con el 17.78 por ciento y, en último lugar, de la zona metropolitana, el edil de Juárez, Heriberto Treviño Cantú, que logró el 17.04 por ciento de los votos respecto a la lista nominal.

En cuanto a los diputados, destaca el caso del coordinador de la bancada del PRI en el Congreso, Marco González, quien sólo obtuvo 15 mil 871 votos de una lista nominal de 100 mil 819, es decir, que ganó su distrito con sólo 15.74 por ciento de la lista nominal. Para removerlo de su curul se necesitarían 40 mil 328 votos.

Sin embargo, el caso que pudiera reflejar en mejor medida lo imposible de revocar un mandato a través de las urnas con ese porcentaje del 40 por ciento, es el del diputado Andrés Mauricio Cantú Ramírez.

El legislador priista fue el que más votos obtuvo para convertirse en diputado, un total de 58 mil 726, aunque sólo logró un 16.27 por ciento de votos respecto a la lista nominal; para quitarlo del puesto vía revocación se necesitarían 144 mil 374 sufragios.

La figura de revocación de mandato, según activistas, políticos y funcionarios, es la que en gran medida detuvo o boicoteó que se aprobara la Ley de Participación Ciudadana, y al ver los números, resulta que si existía algún miedo, éste era infundado.

:Claves
Escenario difícil

  • Con el porcentaje establecido significaría que para remover al gobernador se necesitaría de Bronco y medio, es decir 403 mil 631 votos más de los que recibió para ser electo.
  • La cuota de 40 por ciento para revocación se percibe inalcanzable, al tomar en cuenta que de todos los ganadores de la elección pasada sólo dos superaron el 30 por ciento de la lista nominal.
Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.