Retiran plantón de la CNTE en Oaxaca tras 10 meses

Más de 400 puestos ambulantes y casas de campaña fueron retirados por elementos de la SSP oaxaqueña; no hubo enfrentamientos ni lesionados, la vigilancia en el lugar será permanente.

Oaxaca

Las fuerzas de seguridad de Oaxaca realizaron un operativo para desalojar del Zócalo y de la Alameda a un grupo de comerciantes ambulantes y retirar diversas casas de campañas vacías de profesores de la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

La intervención policíaca en la plancha del Zócalo y Alameda de la capital duró 40 minutos, sin que hubiera resistencia por parte de los vendedores ambulantes o los docentes y sin que se registraran enfrentamientos, ni se reportaran detenidos o lesionados.

El secretario de Seguridad Pública (SSP), Jorge Ruiz, informó que la fuerza pública permanecerá en las inmediaciones del Zócalo de la ciudad de Oaxaca, con el propósito de evitar su ocupación.

El retiro de poco más de 400 puestos ambulantes se realizó con el respaldo de un operativo coordinado por 500 efectivos y mandos de la Secretaría de Seguridad Pública de Oaxaca, de la Agencia Estatal de Investigaciones de la Procuraduría General de Justicia del Estado, la Policía Municipal, la Policía Auxiliar Bancaria, Industrial y Comercial, así como del heroico Cuerpo de Bomberos.

La veintena de tiendas de campaña de la CNTE, muchas de ellas vacías, que se retiraron de los portales de la fachada principal de Palacio de Gobierno, estaban instaladas desde hace 10 meses.

Posteriormente, personal del gobierno municipal de la ciudad realizó las tareas de limpieza.

Cabe señalar que durante el operativo se contó con la presencia de observadores de la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca, a fin de atestiguar el respeto a las garantías individuales de los vendedores ambulantes, al igual que el del personal de seguridad que participó en estas acciones.

El vocero de la sección 22 de la CNTE, Mohamed Oatki Toledo, había informado que el plantón de los maestros y sus aliados permanecería en la zona del Zócalo y Alameda, hasta conseguir que los diputados locales lograran la aprobación de su propia ley estatal de educación y rechazaran la reforma federal en la materia.

Sin embargo, la discusión de la iniciativa se encuentra estancada en la legislatura local por falta de acuerdos.