Resurge conflicto por ausencia de relleno sanitario en Chilpancingo

Recolectores de basura bloquearon parcialmente en "Tierras Prietas", al no ser recibidos por el alcalde. Dijeron que ya no pagarán la cuota para tirar desechos en el Centro de Transferencia. 

Chilpancingo

El problema derivado de la ausencia de un espacio para darle destino final a la basura que se genera en Chilpancingo, resurgió la mañana del lunes 25 de septiembre, cuando los integrantes del grupo de recolectores independientes, conocido como "La basura jefa" se negaron a mantener el pago de hasta 200 pesos, que pagan para que se les permita "tirar" en el Centro de Transferencia ubicado en la salida norte de la ciudad.

Después de las 08:00 horas, habitantes de la colonia Tierras Prietas exigieron el cierre del Centro de Transferencia de Basura, por los problemas de infraestructura y de salud que les genera la saturación.

Los colonos se plantaron en el acceso al Centro de Transferencias, solicitando el cierre definitivo del mismo, con el argumento de que ya son muchos los problemas que enfrentan, a consecuencia de la falta de atención por parte del ayuntamiento.

La protesta provocó que más de cien recolectores independientes se quedaran sin el espacio para depositar los desechos, lo que paraliza su actividad la laboral.

Un grupo se trasladó al ayuntamiento para solicitar una audiencia con el alcalde Marco Antonio Leyva Mena, a quien solicitarían que ya se habilite un relleno sanitario que permita dar salida inmediata a toda la basura que se ha acumulado, pues admitieron que es demasiada.

Incluso, dijeron que ya no están dispuestos a pagar una cuota que va de 150 a 200 pesos por viaje, que les resulta onerosa y por la que incluso, de manera constante son objeto de actos de discriminación.

Fernando Román Sánchez, uno de los dirigentes de los colectores, dijo que son varios meses en los que se ha hecho planteamiento de que se resuelva el problema derivado de la ausencia del relleno sanitario, pero hasta el momento no han conseguido gran cosa, por eso es que las protestas son constantes.

Los colectores no fueron atendidos por el alcalde Leyva Mena, en el ayuntamiento les dijeron que el jefe de cabildo estaba fuera de la ciudad, sin embargo, ellos señalaron que se trataba de una negativa a recibirlos, por eso se trasladaron a Tierras Prietas para realizar un bloqueo parcial de la carretera.

Ahí detuvieron a las unidades recolectoras del ayuntamiento, también para impedirles descargar los desechos y de esa manera acrecentar el problema de la saturación.

"Lo que queremos es un lugar para tirar sin que nos estén cobrando de 150 a 200 pesos por viaje, lo que hacen con nosotros es una verdadera injusticia", dijeron los recolectores durante la protesta en la carretera federal, en la parte norte de Chilpancingo.

La protesta se prolongó durante varias horas, lo que hizo que los vehículos circularan excesivamente lento en la salida norte de la capital de Guerrero.

MMR