• Regístrate
Estás leyendo: Resurge conflicto entre católicos de Atliaca
Comparte esta noticia
Miércoles , 18.07.2018 / 02:28 Hoy

Resurge conflicto entre católicos de Atliaca

Opositores al sacerdote Carlos Crestino Luna ratificaron su determinación de impedir que este oficie misa en la iglesia principal y exigieron la expulsión definitiva del mismo.

Publicidad
Publicidad

Rogelio Agustín

La tensión resurgió entre dos grupos de feligreses católicos en la comunidad de Atliaca perteneciente a Tixtla, los opositores al sacerdote Carlos Crestino Luna ratificaron su determinación de impedir que este oficie misa en la iglesia principal y exigieron la expulsión definitiva del mismo.

El domingo por la mañana, el grupo que respalda al sacerdote Crestino Luna encabezado por la señora Edith Iglesias Olivares se concentró en la cancha principal del pueblo, para desde ahí emitir declaraciones en contra de los opositores que se posesionaron de la explanada de la iglesia central.

Ahí, dijeron que ante la intervención del obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Alejo Zavala Castro se firmó una minuta de acuerdos, en ella se acordó difundir en lugares visibles las tarifas de los servicios sacramentales que ofrece la parroquia, para acabar con los altos costos de las mismas.

A petición de los inconformes se quitó un coro de jóvenes que participaba en las misas, el argumento fue que se asemejaba a los rituales de las iglesias protestantes.

Se eliminaron las liturgias y en lo que cedieron fue el la pretensión de parar el trabajo de catequesis, puesto que esa es una responsabilidad que establece el derecho canónico.

Iglesias Olivares señaló que el grupo de simpatizantes pidió que el paso a la iglesia se reabra, ya que a pesar de que las autoridades intervinieron para buscar la solución al conflicto, la cerrazón prevalece desde hace cuatro meses y la iglesia funciona sin padre.

En la explanada dela Iglesia, Federictor Juárez Cabrera señaló que la oposición al sacerdote prevalece porque este intenta acabar con los usos y costumbres de la población.

Dijo que el cura está en contra de que se adore la imagen del Santísimo Sacramento, una pieza forjada en oro que permanece en una vitrina del templo cubierta con un paño blanco, los lugareños permiten que se ingrese para mirarla, pero de ninguna manera aceptan que se le retrate.

"No le gusta que le tomen fotos, pero como es muy religioso nosotros lo cuidamos muy bien", señalan los feligreses.

Otra imagen que defienden de la pretensión de retirarla es San Salvador, ubicada en la parte central de la iglesia, justo a espaldas del púlpito en que los sacerdotes ofician la misa.

"Ya nos advirtieron que si el conflicto sigue, los de la Diócesis van a venir por el Santísimo Sacramento; que según van a llevárselo para hacer otro templo", indicó Juárez Ocampo.

Comentó que el obispo Zavala Castro ofreció hablar con el sacerdote Carlos Crestino para que aceptara dejar Atliaca, mientras se enviaría un encargado de la parroquia.

Aclaró que la iglesia no está tomada, pero indicó que si hay un resguardo para evitar que los seguidores del líder religioso entren y destruyan las imágenes del Santísimo Sacramento, el San Salvador y las imágenes que cuelgan sobre las paredes internas.

"Si las autoridades dicen que es delito lo que hacemos y nos van a demandar por ello pues adelante, nosotros solamente resguardamos nuestros usos y costumbres", refirió.

Queda prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta página, mismo que es propiedad de MILENIO DIARIO S.A. DE C.V.; su reproducción no autorizada constituye una infracción y un delito de conformidad con las leyes aplicables.