Arraigan a 24 custodios del penal de Iguala

La PGJ de Guerrero informó que 35 custodios comparecieron ante el Ministerio Público de manera voluntaria, derivado de las declaraciones se solicitó la medida cautelar.
Diez personas murieron, cinco hombres armados y cuatro reos, en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tuxpan, Iguala.
Diez personas murieron, cinco hombres armados y cuatro reos, en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Tuxpan, Iguala. (Reuters)

Chilpancingo

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) solicitó el arraigo para 24 elementos de seguridad del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Iguala, luego del enfrentamiento a balazos que provocó la muerte de 10 personas; cinco pistoleros, cuatro presos y un custodio.

Un presunto sicario que sobrevivió a la confrontación armada del viernes también fue sometido al arraigo.  

La PGJ solicitó la medida cautelar a un juez y este la otorgó, antes, 35 custodios comparecieron ante el Ministerio Público de manera voluntaria, derivado de las declaraciones de estos se optó por solicitar el arraigo, para indagar la posible comisión de delitos de homicidio, contra la administración de justicia y lo que resulte,

En un comunicado, la fiscalía guerrerense dio a conocer que los custodios comparecieron ante un MP adscrito a la Dirección General de Averiguaciones Previas de la PGJE, entre ellos iba el Director del Cereso.

“Derivado de lo anterior, el representante social de la PGJE decretó la retención legal de 24 custodios que estaban de guardia el día del suceso que se investiga”, indica el documento de la institución.

También se mantiene bajo arraigo al agresor que sobrevivió a la balacera.

Personal de la Dirección General de Servicios Periciales realiza dictámenes en distintas materias, como criminalística; balística, rodizonato de sodio, informática y telecomunicaciones, entre otros.

Una vez que fue decretado el arraigo por 30 días contra los guardias y uno de los agresores por un Juez de Primera Instancia en Materia Penal, los primeros fueron trasladados por elementos de la Policía Ministerial al Centro de Arraigo de la PGJE bajo estrictas medidas de seguridad.

El civil lesionado recibe atención médica en un hospital, donde permanecerá hasta que se le dé de alta.

La PGJ dio a conocer que ya solicitó los videos de las cámaras de video vigilancia del Cereso para su estudio, con la intensión de fortalecer la indagatoria correspondiente.