Concentra Chihuahua a extorsionadores y secuestradores en un solo penal

El gobernador César Duarte informó que se instalaron inhibidores de celulares, Internet, tecnologías de comunicación y controles absolutos de seguridad.

Chihuahua

El gobernador, César Duarte Jáquez, refrendó su compromiso de ‘confinar’ a los secuestradores y extorsionadores en el Cereso Estatal No 1 para evitar que operen desde los penales del estado de Chihuahua.

A casi dos semanas de que se tomó esta medida en la XLVI Reunión Ordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) que se celebró en Puebla, Duarte, dijo: evitaremos secuestros o extorsiones operados desde penales de Chihuahua.

“Hemos concretado el confinamiento de secuestradores procesados o sentenciados y en breve se aislará también a los extorsionadores, porque hacemos el compromiso de que desde ningún penal de Chihuahua se operará un secuestro o una extorsión”.

Destacó que se instalaron inhibidores de celulares, Internet, tecnologías de comunicación y controles absolutos de seguridad que impedirán que se realicen acciones de extorsión o secuestro desde el interior de las cárceles.

Al convertirse Chihuahua en la primera entidad que asume el confinamiento de estos delincuentes, señaló que hace votos porque las demás entidades logren acciones similares, para que ningún chihuahuense sea víctima de secuestro o extorsión desde alguna cárcel de otro estado.

Sostuvo que esta medida era necesaria, “porque en muchas ocasiones alguien entraba por robo de auto y salía experto en secuestro o extorsión, por eso quienes fueron recluidos por este tipo de ilícitos deben tener una condición especial de reclusión”.

En este contexto, un Tribunal de Juicio Oral condenó “por unanimidad” a cadena perpetua a dos hombres que fueron encontrados penalmente responsables en el delito de extorsión a un comerciante, que durante este proceso, fue ejecutado.

“El agente del Ministerio Público presentó los suficientes elementos de prueba que existen en la carpeta de investigación, donde se indica que la víctima fue amenazada para que les entregara como pago de cuota, 1 mil 500 pesos por semana”.

“Los extorsionadores son: Juan Armando Serrano Cano y Alejandro Palacios Cruz, quienes fueron arrestados en flagrancia por agentes de la Policía Federal, el día 23 de junio de 2011”, detalló la Fiscalía General del Estado (FGE).

Durante la declaración que hizo ante este tribunal el agente federal, Erick Rodríguez Mesa, dijo: detuve a Alejandro Palacios Cruz, de la organización Los Aztecas (y) me pidió que lo dejara en libertad, que era una persona peligrosa y que no sabíamos con quién nos estábamos metiendo”.

El 28 de junio de 2011, en que ambos sujetos fueran vinculados a proceso, su denunciante, Armando Escobedo Sánchez, fue ejecutado al llegar a su tortillería ubicada en las calles Hidrogeno y Acacias de la colonia Altavista de Ciudad Juárez.