Renuncia auditor general de Guerrero

Arturo Latabán se va cuatro años antes de culminar su periodo de gestión por motivos personales . Su equipo de colaboradores también dirimió.

El abogado Arturo Latabán López renunció a la titularidad de la Auditoría General del Estado (AGE), junto con él, todos los funcionarios que le acompañaron a partir de que recibió el nombramiento por parte del Congreso local.

Le faltaban cuatro años con siete meses para cumplir el periodo de gestión para el que fue designado.

Hasta la noche del viernes 30 de mayo, se conocía extraoficialmente la renuncia de Elías Cuauhtémoc Tavares Juárez, Irma Ferruzca Muñiz y. Víctor Manuel Lozano Garín, que fungían como auditores especiales.

En conferencia de prensa, Latabán López sostuvo que la decisión de abandonar el cargo se debió estrictamente a motivos personales, que una semana antes tomó la decisión tras dialogar con su familia.

Indicó que la mañana del viernes entregó la renuncia con carácter de irrevocable a la Oficialía mayor del Congreso local y la ratificó antes del mediodía.

Durante más de tres horas sostuvo una reunión a puerta cerrada con los diputados que integran la Comisión de Vigilancia de la Auditoría General del estado de Guerrero (AGE), para afinar el proceso de entrega recepción y permitir que haya todas las facilidades para nombrar un nuevo titular.

Negó que haya sufrido algún tipo de presión, ya que se trata de una convicción propia, motivada por el deseo de continuar con otros proyectos profesionales.

Y en consecuencia, el equipo de colaboradores que incorporó en la estructura de la AGE también renunció.

A pregunta expresa dijo que no tiene aspiraciones políticas, aunque no descartó la posibilidad de pugnar por la conquista de un cargo de representación popular en el futuro.

Aseveró que deja las finanzas de la AGE completamente sanas, pues no enfrentan deudas con ningún tipo de acreedor.

"Nuestro órgano fiscalizador está en números negros, me voy con la satisfacción del deber cumplido", indicó.