Prohíbe arzobispo de Puebla rentar recintos religiosos

El vocero de la arquidiócesis de Puebla, Dante Pimentel, comentó que la medida se adoptó para evitar problemas con comerciantes o particulares que más tarde quieran adueñarse de los espacios.

Puebla

El arzobispo de Puebla, Víctor Sánchez Espinosa, convocó a sacerdotes y responsables de los templos a no rentar los atrios y anexos a particulares.

De acuerdo con la circular firmada por el líder católico, se recuerda a los sacerdotes que los espacios físicos de los templos, así como atrios y anexos, no pueden ser arrendados a ninguna persona para su ocupación permanente.

Al respecto, el vocero de la arquidiócesis de Puebla, Dante Pimentel, comentó que la medida se adopta para evitar problemas con comerciantes o particulares que más tarde quieran adueñarse de espacios.

"Muchas veces, las personas comenzaban a invadir propiedades de la Iglesia, invadir espacios, invadir anexos, los pedían prestado y, muchas veces, ya no querían dejarlos, intentaban adueñarse de esos espacios. Entonces, se les recordó a los sacerdotes que esos espacios son propiedad de la Nación al ser anexos al templo, por lo tanto, el administrador es el párroco a nombre del obispo, de ninguna manera pueden arrendarse esos espacios", apuntó.

Agregó que la medida no está relacionada con prohibir las representaciones de la Pasión de Cristo, sin embargo, subrayó la prohibición de rentar estos espacios con algún fin.

Asimismo, el arzobispo solicitó la reubicación de la representación de la pasión de Cristo que se realiza cada Semana Santa en Acapetlahuacan, conocido también como ex convento de San Francisco en Atlixco.

Según el vocero de la arquidiócesis la representación teatral y los oficios religiosos al interior del templo, se empalmaban, razón por la cual se solicitó el cambio a los organizadores.

"El sacerdote de la parroquia, estando siempre al pendiente del templo que tiene a su cargo, ha visto que muchas veces, se interfería, en cuestión de horarios, la representación y los oficios propios de Semana Santa. La gente que frecuenta el templo para vivir los Santos Oficios, no podía tener este ambiente que se requiere porque afuera estaba la representación, entonces, al empalmarse los horarios, las actividades de la parroquia se entorpecían", apuntó.

Agregó, que otra de las razones para solicitar la reubicación, está relacionada con la seguridad del templo, debido a que durante la puesta en escena, se ocupan bocinas, cuyas vibraciones, puede afectar los retablos.

"Recordemos que el templo de la parroquia de Santa María de la Asunción Acapetlahuacan, que anteriormente, fue un convento Franciscano, por su antigüedad, es un patrimonio para todos los poblanos. Desafortunadamente, ha resentido los daños de los sismos de los últimos, años, principalmente, los retablos. Las bocinas que ponían generaban vibraciones y las vibraciones dañan la estructura y los retablos. No estamos en contra de las representaciones pero sí exhortamos a que se realicen sin intervenir con las actividades de las parroquias", finalizó.