Buscan terreno para relleno metropolitano en Pachuca

El secretario de Medio Ambiente, Honorato Rodríguez, afirmó que tras la suspensión en San Agustín Tlaxiaca y Zapotlán de Juárez, analizan elegir un terreno alterno para continuar el proyecto.

Pachuca

Tras la suspensión del relleno metropolitano que se construía en los límites entre San Agustín Tlaxiaca y Zapotlán de Juárez, a partir de los resultados de un estudio de viabilidad elaborado por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el secretario de Medio Ambiente y Recursos Naturales, Honorato Rodríguez Murillo, reveló que analizan la posibilidad de elegir un terreno alterno para continuar con el proyecto, aunque primero tratarán de demostrar que erigir el depósito final de residuos sólidos urbanos en la zona en la que ya se edificaba es factible.

“Lo que nos envió el Instituto de Ecología de la UNAM es un documento en el que observan algunas cosas del expediente que todavía tenemos posibilidad de acreditar. Ellos se refieren a que hace falta un estudio específico del sitio para la cuestión hidrológica.

“Hemos sido muy prudentes en no llegar y violentar los acuerdos con la comunidad para que podamos hacer todos estos estudios para dar más elementos a la Universidad y que se vea si efectivamente estuvo o no mal planteado este proyecto”, explicó el funcionario.

El análisis que realizó la máxima casa de estudios del país descartó la aceptabilidad del asentar un relleno en este lugar, pues debajo se encuentra un manto acuífero que surte de agua a la batería de pozos del ramal Pachuca-Tizayuca.

No obstante, comentó que buscan otros lugares en donde se pueda construir este tipo de infraestructura en casa de que verdaderamente resulte “a todas luces” riesgoso continuar con el de Zapotlán y Agustín Tlaxiaca, aunque, reiteró, “tenemos la obligación de presentar todas las pruebas para que haya un mejor juicio al respecto”.

Respecto a las alternativas de lugares para erigir nuevamente el relleno, mencionó que realizan un análisis cartográfico, con base en las características del sitio que determina la norma 083. Para ello utilizan información del INEGI, del Servicio Geológico Mexicano, de Semarnath y de la Secretaría de Obras Públicas estatal.

“Lo que buscamos es que no sean lugares de recarga de mantos friáticos, que no haya un riesgo de una fractura geológica que pudiera abrir la geomembrana”.

Rodríguez Murillo especificó que no hay una fecha límite para la entrega de las pruebas que el gobierno aportará para mostrar que este lugar sí es viable para la construcción del relleno.

“Tenemos que platicar con la comunidad. Tampoco queremos llegar y que piensen que queremos reiniciar los trabajos, queremos que se haga el estudio pertinente que nos sirve a todos para que se tengan los elementos concisos y suficientes para emitir una opinión definitiva”, indicó.

En este proyecto, en la celda de disposición final terminada, invirtieron 15 millones de pesos.

Además, en Mineral de la Reforma está a punto de terminarse la estación de transferencia y compactación de residuos sólidos urbanos de la zona metropolitana, que tiene un avance de 95 por ciento y costo, que tendría una costo de 18 millones de pesos más.

Aunque recientemente se dio a conocer que en la construcción de la quinta celda del relleno sanitario del Huixmi lleva un avance del 75 por ciento y propiciará una durabilidad de varios años para recepcionar deshechos, el secretario de Medio Ambiente alertó que no puede continuar la disposición de residuos en ese lugar, que ya no es viable.


Este relleno recibe deshechos de Pachuca y otros municipios aledaños, lo que ha derivado que se encuentre prácticamente a su máxima capacidad, por lo que fue necesaria una intervención para ampliar su ciclo de vida útil, en espera del relleno sanitario metropolitano.


“Pachuca es quien más genera basura en la zona metropolitana, por eso se decidió hacer negociaciones con los ejidatarios y a través de la Secretaría del Medio Ambiente buscamos los recursos federales para crear esta celda, la cual lleva un avance del 75 por ciento, en espera de que a finales de julio pudiera estar lista para operar”, informó recientemente el alcalde capitalino Eleazar García Sánchez.


Hasta el momento alrededor de seis municipios hacen uso del relleno sanitario, lo que implica que se llene con prontitud, pero a partir de la quinta celda se espera sea utilizado por más de dos años más.


La inversión es de cerca de 8 millones de pesos.