Liberan a religioso que intentó secuestrar un avión en 2009

José Mar Flores Pereyra, estaba preso en el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial de Morelos desde hace 5 años. Reducen su condena cuatro años.
José Mar intentó secuestrar un avión en el AICM en el 2009.
José Mar intentó secuestrar un avión en el AICM en el 2009. (David Monroy)

Cuernavaca

José Mar Flores Pereyra, el pastor religioso que intentó secuestrar un avión 737 en septiembre de 2009 para forzar una entrevista con el entonces presidente mexicano, Felipe Calderón Hinojosa, fue liberado la madrugada de este viernes, confirmaron autoridades federales asentadas en Morelos.

Flores Pereyra dejó cerca de las cuatro de la mañana el Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (CEFEREPSI), ubicado en el municipio de Ayala, Morelos, a donde fue recluido para cumplir con una sentencia de siete años, sin embargo, las autoridades penitenciarias accedieron a revisar su caso y reducir su condena cuatro años.

Tras su detención el mismo día de los hechos -9 de septiembre de 2009- Flores Pereyra reveló que amagó a la tripulación del vuelo 576 que viajaba de Cancún a la Ciudad de México, para buscar entrevistarse con el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa para transmitirle dos mensajes: que en México se presentaría una terremoto “como nunca antes había sucedido en esta nación”; y para confirmarle que nuestro país se convertiría en un líder mundial en el concierto de las naciones.

Alrededor de la una de la tarde, el avión en el que viajaba José Mar y 108 personas más, aterrizó en la ciudad de México, en un espacio alejado del área de aterrizajes común, conocido como La Gota, y de inmediato fue rodeado por elementos policiacos y militares. Tras bajar a los pasajeros del avión, más de 30 elementos de la Policía Federal ingresaron a la aeronave por la puerta trasera, y detuvieron al pastor religioso y a tres hombres más, éstos últimos, al ser encontrados en la base de datos federal con órdenes de aprehensión pendientes de cumplir.

Al salir del penal, José Mar Flores Pereyra, fue trasladado a la delegación estatal del Instituto Nacional de Migración, que inició el procedimiento para deportarlo a Bolivia, su país de origen.